MENU
seul

by • December 17, 2014 • ArtículosComments (1)3267

El derrumbe de los celulares será peor que el del petróleo Por Emilio Palacio

Los usuarios del metro de Seúl, en Corea del Sur, ya disponen de conexión 4G gratuita. Los ecuatorianos todavía se debaten con la atrasada 3G… si tienen con qué pagarla.

Palacio copia¿QUEREMOS LOS ECUATORIANOS QUE EL GOBIERNO HAGA CON LA TELEFONÍA CELULAR LO MISMO QUE HIZO CON EL PETRÓLEO en los últimos ocho años?

Antes de responder, considere usted estos números:

Año 2007: el Ecuador producía 511 mil barriles de petróleo por día. Entonces llegó el actual gobierno y decidió que las empresas petroleras ganaban demasiado, así que asumió el control absoluto del sector. Resultado: este año 2014, con suerte, habremos producido 550 mil barriles por día. (Un raquítico incremento del 8%).

Colombia, en el mismo período, promovió la inversión privada y pasó de 600 mil barriles a 1 millón. (Alza del 67%).

La producción de petróleo siguió caminos diferentes en Ecuador y Colombia los últimos siete años ¿Queremos que ocurra lo mismo con la telefonía celular?

No es difícil imaginar todo lo que el Ecuador pudo haber hecho con ese petróleo que el estado no pudo extraer, si lo hubiésemos colocado en el mercado internacional a casi 100 dólares por barril: el doble de escuelas, el triple de kilómetros de carreteras, más hospitales, retenes de policía, canales de riego. 

 

Pero ya es tarde. El precio del crudo se está derrumbando, y si conseguimos producir más petróleo (sin tocar el Yasuní, por supuesto), sólo servirá para cubrir en parte el déficit fiscal gigantesco que se avecina. 

¿Qué ocurrirá si el gobierno se sale con las suyas y le impone a Claro un impuesto con dedicatoria? […] Movistar también dejará de invertir, para no reemplazar a Claro como empresa líder y no pagar ella también el nuevo impuesto, con lo cual se producirá un retraso tecnológico peligrosísimo.

¿Se imagina usted cómo funcionará su teléfono si la flecha de las inversiones 

-no sólo la de Claro sino también la de Movistar- cambia de dirección y comienza a caer?

Pues bien, les tengo una

mala noticia: Se aproxima

un derrumbe aún peor. El gobierno ha decidido este año meterle la mano a una

de las tecnologías que más rápidamente avanza en el mundo, la telefonía celular, creando un impuesto con dedicatoria que sólo

afectará a una empresa, Claro.

 

Las consecuencias no se sentirán en siete años sino mucho antes, porque la manera en que el mundo utiliza la gasolina casi no se modificó en la última 

década, mientras que con los celulares no ocurre 

lo mismo, los cambios son de todos los días, a una velocidad vertiginosa, así 

que el más pequeño 

descuido se paga con años 

de retraso. 

 

Los argumentos

del gobierno

 

¿Cómo justifica el régimen 

su intención de intervenir 

en la telefonía celular y meterle la mano a Claro? Intentemos comprender su razonamiento de una 

manera completamente fría, sin ningún apasionamiento:

 

Sus voceros dicen que la empresa Claro gana mucho dinero porque controla una porción muy grande del mercado. 

 

Eso es cierto, no se lo puede negar. 

 

En consecuencia -concluyen los voceros del régimen- hay que arrebatarle a Claro una porción mayor de esas utilidades para que no las transfiera al extranjero y para que el estado las reinvierta en el desarrollo de la telefonía celular.

 

Pero un momento, antes de sacar semejante conclusión el estado tendría que contestar esta pregunta: ¿Cómo hizo la empresa Claro para que los usuarios la prefieran? ¿Acaso fue enviando todas sus utilidades al extranjero? 

 

Los números dicen otra cosa. Miremos este cuadro de inversiones de Claro en el país: 

Las empresas de telefonía celular siguieron reinvirtiendo en el desarrollo del sector incluso después de que asumió el actual gobierno.

En 14 años, Claro destinó casi 10 mil millones de dólares para convertirse en la principal operadora del país. (Sin tomar en cuenta lo que pagó por regalías e impuestos). Es por eso que los usuarios la prefieren, no porque su logo sea más bonito o porque sus vendedoras sean más atractivas, sino porque invirtió en tecnología.

 

No podía ser de otro modo. La telefonía celular se está modificando tanto cada día que no se puede dejar de invertir, a menos que uno se resigne a quedarse rezagado. 

 

En parte, eso ya ocurre. Claro y Movistar no han podido invertir en la nueva tecnología 4G porque el gobierno no lo permite, para favorecer a la compañía estatal. 

 

¿Se puede hacer una tortilla de huevos sin romper los huevos? No, por supuesto, lo uno van con lo otro. Pero el gobierno sí quiere que Claro invierta en tecnología y, al mismo tiempo, no incremente su participación en el mercado. Absurdo.

 

El terremoto 

que se avecina

 

¿Qué ocurrirá si el gobierno se sale con las suyas y le impone a Claro un impuesto con dedicatoria? 

 

Primero: La empresa realizará menos inversiones. 

 

Segundo: Claro perderá participación en el mercado, lo que quiere el gobierno, para favorecer a la empresa estatal. 

 

Tercero: Movistar también dejará de invertir, para no reemplazar a Claro como empresa líder y no pagar ella también el nuevo impuesto, con lo cual se producirá un retraso tecnológico peligrosísimo. 

 

¿Se imagina usted cómo funcionará su teléfono si la flecha de las inversiones -no sólo la de Claro sino también la de Movistar- cambia de dirección y comienza a caer? 

 

“Pero bueno, no importa, porque ahora será el estado el que invierta”, pensará quizás algún despistado. 

 

Mi respuesta: Sí, el estado invertirá en telefonía celular del mismo modo como Petroecuador invierte en petróleo

 

Cuarto: Se habrá sentado un precedente peligrosísimo. Mañana el gobierno dirá que El Universo tiene una participación demasiado alta del mercado y le impondrá un impuesto parecido. Luego seguirá con Ecuavisa, después con Supermaxi, más adelante con la Universidad San Francisco, y así en todos los sectores de la economía. Nadie querrá ser líder en su ámbito, todos dejarán de invertir, el país se sumergirá en un estancamiento espantoso. 

 

Claro es el nuevo malo

de la película, por eso la defiendo

 

Cada cierto tiempo, el gobierno encuentra un nuevo villano a quien culpar de todo lo malo que nos ocurre. 

 

Primero fueron los banqueros. Después seguimos los periodistas. Más adelante, fueron las compañías petroleras, los maestros, los indígenas, los policías del 30 S, los ecologistas, los estudiantes… 

 

Ahora el nuevo villano son las compañías de telefonía celular. Tienen mucho dinero y el gobierno necesita dinero. (Entre otros motivos, por su política petrolera irresponsable). Así que alguna gente dirá: “Bueno, esos tienen plata, preferible que les quiten a ellos y no a mí”. 

 

Por eso muy pocos defienden a Claro. No es “políticamente correcto”. Mejor es quedarse callado y mirar para otro lado.

 

Pero como ocurrió con el petróleo (con la democracia, con las libertades y con todo), las consecuencias podrían ser gravísimas para el país.

El gobierno quiere que Claro invierta pero, al mismo tiempo, que no incremente su participación en el mercado. ¿Se puede hacer una tortilla de huevos sin romper ningún huevo?

happy wheels

Related Posts

One Response to El derrumbe de los celulares será peor que el del petróleo Por Emilio Palacio

  1. CARLOS RIVERA says:

    SU ARTICULO ES INTERESANTE Y ESTOY DE ACUERDO EN CUANTO A LO DE LA TELEFONIA CELULAR, GRABARLA MAS CAUSARA UNA DESINVERSION EN ESTA IMPORTANTE RAMA DE LA COMUNICACION. SOLO UN COMENTARIO EN CUANTO A PETROLEO, Y HABLO PORQUE TRABAJE EN ESE SECTOR Y ALGO CONOZCO, ES CIERTO QUE COLOMBIA CASI DUPLICO SU PRODUCCION EN POCOS ANOS, LO QUE NO SE DICE QUE PESE A QUE DUPLICO ESA PRODUCCION, LOS INGRESOS NO SE DUPLICARON PORQUE EXISTE OTRO SISTEMA DE CONTRATACION PETROLERA EN ESE PAIS, CASI NADA QUEDA PARA EL ESTADO EXCEPTO UNAS REGALIAS E IMPUESTOS QUE NO REPRESENTAN EN PORCENTAJE LO QUE EL ESTADO ECUATORIANO RECAUDA POR EXPLOTACION PETROLERA SEA PUBLICA O PRIVADA. AHI ESTA EL DILEMA, LOS PRIVADOS SACAN MAS PROVECHO EN COLOMBIA QUE EN ECUADOR, ES DECIR LOS CIUDADANOS DE ESE PAIS GOZAN MENOS DE REGALIAS PRODUCTO DE SU EXPLOTACION PETROLERA COMPARADO CON EL NUESTRO.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>