MENU
Correa paracayacu

by • May 4, 2014 • ArtículosComments (1)3189

La dictadura, en su peor momento, busca un nuevo 30-S Por Emilio Palacio

Semanas atrás, los dirigentes de la comuna Sarayacu, en la selva oriental ecuatoriana, anunciaron que ponían bajo su protección al ex asambleísta Cléver Jiménez y sus colegas Fernando Villavicencio y Carlos Figueroa, condenados a prisión porque el presidente Rafael Correa cree que lo injuriaron.

 

Al enterarse, el primer mandatario, indignado, arremetió contra lo que consideró “una grave amenaza contra el estado de derecho”. 

 

No es la primera vez, sin embargo, que el movimiento indígena ignora las atribuciones del estado nacional.

 

Veamos tres ejemplos del año 2009, que llamaron especialmente la atención: 

Un gobierno “normal” hubiese reaccionado modificando algunas de sus políticas. Pero en el Ecuador no hay un gobierno “normal”. El 30 de septiembre del 2010 lo vimos. El estilo de Rafael Correa no es corregir sino pegar más duro, sin escatimar el dolor que eso pueda causar. La semana que hoy concluye estuvimos a punto de que repita la receta. 

2 de enero del 2009. Comuneros de Quingueo, en los alrededores de Cuenca, amarran a un hombre y le prenden fuego hasta matarlo porque intentó asaltar un domicilio.

 

10 de febrero del 2009. Comuneros de San Vicente de Cotama, al noroeste de Otavalo, azotan con ortigas y golpean a dos hombres y un menor porque asaltaron una ferretería. Luego queman a los dos adultos. Las víctimas sobrevivieron con quemaduras de segundo grado.

 

27 de marzo del 2009. Comuneros de Canchagua Chico, cantón Saquisilí capturan a Fausto Medina, de 56 años, lo desnudan, lo arrastran, lo azotan y le prenden fuego por haber robando un equipo de sonido. La policía consigue apagar las llamas, pero la victima muere con quemaduras de segundo y tercer grado.

 

En ninguno de esos casos, Rafael Correa hizo respetar el “estado de derecho”. 

 

Han habido muchos otros casos de “justicia indígena”, un concepto que se introdujo por primera vez en la constitución de Montecristi. Carlos Castro, jefe de la Policía Judicial de Cotopaxi, explicó por esos días, a comienzos del 2009, que “lamentablemente” sus hombres no podían evitar los ajusticiamientos indígenas porque “siempre existe superioridad numérica” de los comuneros, pero ofreció promover, “mediante el diálogo”, que entreguen a los detenidos a las autoridades.

 

Los dirigente de Sarayacu esta vez no arrastraron ni quemaron a nadie. Lo único que hicieron fue darle refugio a tres personas que no robaron ni asaltaron a ninguna víctima. Pero el presidente cree que lo injuriaron. Así que el gobierno no quiso dialogar. En su lugar, adoptó otras medidas.

 

El jueves 22 de abril, la policía tomó el control de la vía Canelos, el puerto del río Bobonaza y el aeropuerto Río Amazonas, en la parroquia Shell, donde los uniformados comenzaron a revisar a todos los transeúntes. El viernes, a las 5 de la tarde, dos helicópteros aterrizaron en el río Sarayakillo, y casi a las 8 de la noche, un tercer helicóptero sobrevoló la comuna.  

 

El sábado, desde Génova, el primer mandatario dio su versión. “Allí están escondidos estos tres fugitivos de la justicia; y han decidido darles protección, desafiando el estado de derecho”. Lo que se pretende, añadió, es “que haya muertos, una guerra civil y se cae el gobierno”.

 

En otras palabras, según el presidente, un nuevo intento de golpe de estado estaba en marcha.

 

El miércoles, durante la ceremonia de posesión de los nuevos jefes de las Fuerzas Armadas, anunció cuál sería su respuesta: “No existe ningún obstáculo para que el estado ejerza su soberanía en cada centímetro del territorio nacional, para que la policía cumpla con su deber de detener a los prófugos”.

 

En tono vehemente, pidió a los militares: “Soldados, lean esa denuncia [la supuesta injuria en su contra] para que vean hasta donde llega la miseria humana”. Apeló a su espíritu de cuerpo: “Quiere decir que todos los soldados que participaron ese día [el 30 de septiembre del 2010], que son héroes, resultan unos cómplices o tontos útiles”.

 

El mensaje no podía ser más claro: Ninguna negociación, ningún diálogo; intervención de la policía, primero, y luego, de ser necesario, del ejército.

 

El jueves, en la mañana, el director regional de la DAC, Fernando Llerena, suspendió las operaciones en la pista aérea de Sarayacu. Llerena dijo que había recibido una orden de la DAC de Quito para remover unos árboles que obstaculizaban la aproximación de las aeronaves, aunque nunca mostró el documento correspondiente.

 

El escenario estaba listo. Faltaba sólo la orden final.

 

El 30 de septiembre del 2010, el ejército también abrió fuego contra personas inocentes con el pretexto de un golpe de estado que nunca existió. En aquella ocasión, el gobierno también se encontraba en un momento muy difícil. El agotamiento político pesaba demasiado. La receta fue brutal pero efectiva. Gracias a los muertos de ese día, el régimen recobró el control de la situación y pudo imponer una completa calma.

 

Esta semana, Correa consideró la posibilidad de un nuevo 30 de septiembre precisamente porque las circunstancias son parecidas. El 23 de febrero perdió en las urnas de las principales ciudades. Fue su peor fracaso político en siete años. La derrota abrió las compuerta de un malestar social con muchas caras.

 

Un gobierno “normal” hubiese reaccionado modificando algunas de sus políticas. Pero en el Ecuador no hay un gobierno “normal”. El 30 de septiembre del 2010 lo vimos. El estilo de Rafael Correa no es corregir sino pegar más duro, sin escatimar el dolor que eso pueda causar. La semana que hoy concluye estuvimos a punto de que repita la receta.

 

Pero entonces, adelantándose a la tragedia, el dirigente indígena Nelson Calapucha informó que Jiménez, Villavicencio y Figueroa habían abandonado Sarayacu: “Salieron la noche del miércoles. No sabemos a dónde se han ido”.

 

A las 3 de la tarde se reabrió la pista aérea de Sarayacu y la fuerza pública abandonó el lugar.

 

La oportuna decisión de los indígenas evitó, por ahora, lo que pudo ser un nuevo y doloroso derramamiento de sangre. 
 
¿Podrán evitarlo de nuevo la próxima vez?
10 de febrero del 2009, San Vicente de Cotama, al noroeste de Otavalo: Comuneros azotan con ortigas a dos hombres porque asaltaron una ferretería. Luego les prendieron fuego. Entonces el gobierno no hizo respetar el “estado de derecho”. 
happy wheels

Related Posts

One Response to La dictadura, en su peor momento, busca un nuevo 30-S Por Emilio Palacio

  1. Wilmer Barzallo says:

    Estimado Sr. Palacio:

    Una vez más quisiera expresar mi saludo de respeto a su civismo y coraje.
    Estamos completamente de acuerdo en lo que Ud. señala.
    Desde el momento que no tengo su email quiero utilizar este medio para comunicarle algo que sucede acá en Connecticut, específicamente en New Haven. De inmediato adjunto lo que escribí para la comunidad.

    LA VISITA DE LA SRA. EMBAJADORA DRA. NATHALIE CELY A NEW HAVEN
    Y LA HISTORIA DE LA ENTREGA DE LAS LLAVES POR PARTE DEL RACISTA/ANTINMIGRANTE JOSEPH MATTURO
    Estimados compatriotas:
    Reciban todos ustedes un saludo cordial. Desde el momento que nos hemos permitido desde algún tiempo atrás el informar de los asuntos de relevancia para la comunidad, nos vamos a referir en esta ocación a la visita de la embajadora Dra. Nathalie Cely del ultimo jueves Primero de Mayo.
    Valga la oportunidad para señalar de que en manera personal manifestamos nuestro deseo de no tomar parte de esta reunion, puesto que conocemos muy bien los cientos de artificios que utilizan los señores de Alianza Pais para manipular todos estos eventos. La Dra. Sylvia Espíndola, asistente de la Dra. Cely, insistió en la supuesta intención de la embajadora de “escuchar a la comunidad”, cuestión que de paso nos pareció extraña, porque en casi cerca de dos años en funciones nunca había dado muestras de tal predisposición. Mas de una dozena de veces nos dirigimos a la Dra. Cely con inquietudes de diversa índole a través del email y nunca recibimos un algo que diga al menos “mensaje recibido, gracias”
    En cualquier situación expresando mi frustración y mi desencanto con el gobierno de Alianza Pais, claramente manifesté de que asistiría quizás por última vez si es que el diálogo iba ser única y exclusivamente con la Dra. Cely. La Dra. Espíndola dió garantías de que así lo sería y solicitó que los representantes de la comunidad ecuatoriana se hicieran presents a las cinco de la tarde para un diálogo previo con la Dra Cely. El diálogo con la comunidad toda sería de 6 pm a 8pm. Este particular lo comunicamos a la comunidad de manera inmediata. (De paso quisiéramos manifestar que la Dra. Espíndola ha sido muy cordial en las cuatro o cinco veces que hemos mantenido diálogo).
    Dadas así las cosas arribamos al consulado ecuatoriano el día jueves Primero de Mayo a las cinco de la tarde para constatar que la Dra. Cely no estaba en reunión con los representantes de la comunidad sino con el Sr. Raúl Erazo, cuestión que ponía en duda el supuesto afán de “escuchar a la comunidad”.
    El tiempo continuaba con su devenir y no existía quien explicase lo que estaba sucediendo, hasta que un grupo de compatriotas empezó a impacientarse y demostró su descontento dos veces manifestándose con un sonoro aplauso.
    Finalmente, a las 5, 40 pm la Dra. Cely, la Dra. Espíndola y el Sr. Erazo hicieron acto de presencia para explicar la mecánica de la reunión. La Dra. Cely dijo que le gustaba “tener una relación cercana con la comunidad” y que se retiraría a las 7, 30 pm, ni un minute más tarde. Ni una sóla palabra de disculpas por el retraso, ni una sola palabra de disculpas por haber irrespetado el compromiso de diálogo con los representantes de la comunidad.
    En cualquier circunstancia el supuesto diálogo, según varios compatriotas consultados (los señores de Alianza Pais no estuvieron entre ellos) fué un complete fracaso, una “parodia” que no llevó a nada. Ninguna de las multiples inquietudes presentadas por los compatriotas tuvieron respuestas satisfactorias , sin embargo los aplausos sin ton ni son por la labor del Sr. Erazo (ya se pueden imaginar el origen de los mismos) fueron repetidos.
    ¿Cómo respondió las inquietudes de los ecuatorianos la Dra. Cely?
    Pregunta:
    Por ahora, nos referiremos a ésta:
    ¿Cuál es la explicación de la entrega de las llaves de la ciudad de East Haven por parte el racista/antinmigrante alcalde Joseph Matturo al Sr. presidente Eco. Rafael Correa?
    Dra. Cely:
    “En primer lugar quiero que sepan que he estado muy conciente del problema que existió aquí con el tipo de discriminación no solo de tipo racial, sino de discriminación étnica y sobre el trabajo…”
    La Dra. Cely dice que ha estado muy conciente del problema de East Haven y que no ha sido solamente racial, sino de discriminación étnica, ¿Que no son partes del mismo problema o el mismo problema?, ¿A que viene lo del “no solo…, sino…”
    La Dra Cely dice que ha sido además un problema de “discriminación sobre el trabajo”
    La manera de expresarse de la Dr. Cely muestra que desconoce de lo que habla. En ningún momento se ha planteado situaciones de discrimen en el trabajo. El problema Dra. Cely en East Haven, para que lo entienda, fué un problema de perfilamiento racial, abuso y atropellos contra inmigrantes de parte del Departamento de Policía y de la alcaldía que es la responsable de aquel departamento.
    “ y quiero decir también con la firmeza que me caracteriza que el cónsul trabajó muchísimo en relación a este tema… ,¡ señor por favor estoy hablando le ruego que me espere! , y..y…y…,”
    De la misma manera que la Dra. Cely desconoce la esencia del problema de East Haven, no solo que desconoce cuál ha sido la actuación del Sr. Raúl Erazo con relación a este problema, sino que abiertamente miente, o simplemente no sabemos en que cápsula en el espacio vive. Decirnos a los que hemos palpado de cerca el problema, a los que hemos participado de las jornadas de lucha en contra del racism de la policía y su alcalde, “que el cónsul trabajó muchísimo en relación a este tema” es una desfachatéz.
    ¿Alguna prueba de sus afirmaciones Dra. Cely? ¿Alguna declaración condenatoria hizo el Sr. Erazo o la misma embajada ecuatoriana?
    Cuando la comunidad reclamó la presencia del Sr. Erazo, el dijp que no era problema de él, y que además el era un diplomatico que no podia interferer en las leyes de los Estados Unidos.
    Lo único que hizo el Sr. Erazo fué implorarn incesantemente por el micrófono cuando súbidamente apareció en la segunda marcha de febrero del 2012.
    “ además les puedo decir poco, ya son algunos años y las ideas se me van, les pido un poquito de paciencia. Como les decía entonces he estado muy conciente del tema.”
    ¡Qué manera de contradecirse!
    ¿Cómo puede Ud. estar “muy conciente del tema” y a la vez “decir poco”, porque “ya son algunos años”?
    Alguien que está muy conciente de un problema lo expresa de multiples maneras, presenta varios argumentos, el decir poco es characteristica de los que no saben. Además de dónde eso de que ya son algunos años. El problema de East Haven ha sido permanente. Hace pocas semanas condenaron al abusador de los derechos humanos ex oficial Dennis Spaulding. Hace semanas la comunidad levantó jornadas de lucha en favor del compatriota Edgar Marín, victima de los abusos de ese mismo ex oficial. Absolutamente ninguno de esos señores de Alianza Pais, incluyendo Raúl Erazo estuvieron presentes.
    ‘También creo las malas políticas de un tiempo determinado no necesariamente pueden determinar para siempre su futuro y si existe un dese verdadero de cambio es un tema que se lo debería considerar, entonces yo no me encuentro con las condiciones de información suficiente para decir si ese es el caso del Sr. Matturo,”
    Muy bien doctora Cely. Ud. no sabe cuál es la real situación con el Sr. Matturo. Si ahora no lo sabe ¿Podría haberlo sabido hace más de dos años cuando decidió almorzar con él sin siquiera tomarse la molestisa de indagar con la comunidad ?
    “quiero decirles que el presidente Correa no aprobó la recibida de las llaves, existió un problema de mala comunicación con el cónsul a quien no lo pudimos ubicar porque lamentablemente en el avión que vino el presidente no existen las comunicaciones”
    El presidente no aprobó la recibida de llaves, ¿entonces por qué lo hizo?
    ¡Por favor aclárenos!
    Lo de la mala comunicación con el cónsul. ¿Quiere decir que el Sr. Raúl Erazo lo supo, lo aprobó, estuvo de acuerdo con el Sr. Matturo, pero simplemente no pudo comunicarlo al presidente por la carencia de equipos?
    Además, ¿quién le informó al Sr. Matturo acerca de la llegada del Sr. Correa con hora y día y lugar exactos?
    A los enemigos de la comunidad se les brinda toda información, almuerzos, y se reciben de ellos honores. A la comunidad, a los ecuatorianos, por más que requieran la información de ese consulado de “puertas abiertas” se lo niega. ¡Nadie en la comunidad supo la hora ni cómo ni a donde llegaba el Sr. Correa!
    , pero somos personas educadas y si nos bajamos de un avión y encontramos que existe un alcalde con unas llaves esperando lo mínimo que puede el presidente de la república , que no autorizó el encuentro, es recibirlas, tampoco somos gentes descortéz…. Nuestra posición sera siempre a favor de la comunidad, a favor de los que sufren procesos discriminatorios.
    ¿Lo de “cortéz”?
    Lo que están a favor de la comunidad. Creo, Dra. Cely, Ud. concordará es por demás vago comentar.

    UNA DECLARATORIA DE PERSONA NO GRATA SE HACE NECESARIA

    ¡EL HABLAR LA VERDAD NO ES IRRESPETAR!
    “¡Los derechos no se imploran, se demandan!”

    Wilmer Barzallo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>