MENU
Bimonetario Ubicatv

by • August 11, 2014 • ArtículosComments (4)8370

En Ecuador ya no hay dolarización sino bimonetarismo Por Emilio Palacio

Deuda pública como porcentaje del Producto Interno Bruto
Fuente: Análisis Semanal.

Palacio copiaPONGA ATENCIÓN AL GRÁFICO DE DEUDA PÚBLICA QUE PUBLICAMOS EN ESTE BOLETÍN. Le interesará muchísimo. La suerte de su dinero (el que tenga, poco o mucho) dependerá de lo que allí se lee.

 

Lo primero que dice el cuadro es que el peso de la deuda, si se lo compara con la producción, se venía reduciendo desde mucho antes de que asuma el actual gobierno. La caída es abrupta hasta el 2009. La dolarización contribuyó al evolución de ese fenómeno, tan positivo para la economía ecuatoriana. 

El economista Steffen Reichold, de Stone Harbor Investment Partners LP, advierte el peligro de que los ecuatorianos intenten “sacar sus ahorros fuera del país, para evitar que les paguen con dinero virtual”.

Reichold explica que crear una nueva moneda “no es sencillo, incluso cuando se trata de un país con un historial perfecto de gestión económica exitosa, y no creo que Ecuador entre en esa categoría”.

A continuación, el gráfico nos advierte de algo muy importante: El gobierno actual abandonó esa política de reducir sustancialmente el peso de la deuda pública casi enseguida, después del 2009. La deuda no siguió retrocediendo, sino que de nuevo se incrementó. El año pasado (2013) estábamos ya en el mismo nivel de endeudamiento del 2007. No se incluyen allí, por supuesto, los desembolsos de los créditos más recientes. La cifra para el 2014 será muchísimo mayor.

 

Por último, el cuadro nos revela lo más grave de todo: A dónde nos quiere llevar el gobierno. La revista Análisis Semanal, de Walter Spurrier, informó en mayo pasado que según proyecciones oficiales, el 2017 (dentro de tres años) la deuda habrá vuelto a engordar al 38,6% de toda la producción anual. (Un informe reciente de Bloomberg, que reproducimos más abajo, insinúa lo mismo).

 

El límite legal es 40%. Más allá de ese punto, no habrá cómo seguir endeudándose. Si lo hiciésemos (mediante una reforma legal, o ilegalmente), habremos ingresado al tenebroso mundo de la deuda pública inmanejable, ese terreno pantanoso donde los países se endeudan para pagar, y pagan para que les sigan prestando.

 

En el Ecuador ya no hay 

dolarización sino bimonetarismo

 

A medida que nos acerquemos a esa frontera peligrosa, el gobierno recurrirá sin embargo a otra alternativa: emitir dinero propio. Cuando ya no haya cómo pedir más deuda, entonces fabricará dinero.

 

Pocos se han dado cuenta todavía, pero el régimen monetario en el Ecuador ya no es la dolarización. Lo reemplazaron por el bimonetarismo. Dentro de muy poco (en octubre, según se anuncia) usaremos dos monedas: el dólar norteamericano, de curso forzoso, y el dinero electrónico, una moneda convertible, de circulación voluntaria, que también es dinero.

 

La estatal CNT Móvil (antes Alegro) y Movistar (de la española Telefónica) ya se comprometieron a poner su parte en este entierro de la dolarización. Claro (de la mexicana América Movil) todavía no se decide. (Ver artículo de Latin American Herald Tribune más abajo).

 

Dos reservas

 

Se ha dicho que la dolarización sigue vigente, a pesar de la nueva moneda, por dos motivos:

 

Primero: El nuevo dinero finalmente no será de curso forzoso. Presionado por el nerviosismo del público, el gobierno retrocedió en este punto semanas atrás. Pero el dinero de curso forzoso “sólo se ha usado de manera amplia en el siglo veinte”, explican Jeffrey Sachs y Felipe Larraín en su “Macroeconomía”. Para que sea dinero, lo importante es que circule, que al menos un sector significativo de la sociedad lo reciba: en este caso, ocurrirá así inexorablemente con los beneficiarios del bono de la pobreza, con algunos contratistas del estado y con ciertos niveles de la burocracia pública. Si ellos reciben el nuevo dinero, el gobierno podrá cancelar al menos una porción de sus gastos con la nueva moneda.

 

Segundo: El gobierno finalmente se avino a que el nuevo dinero tenga respaldo en “activos líquidos”. La fórmula será un dólar en papeles por cada unidad de la nueva moneda. Pero la fórmula uno a uno significa, precisamente, que volvimos ya a tener un tipo de cambio oficial, y que algún día, en el futuro, el gobierno podrá por tanto volver a devaluar.

 

Pesimistas, optimistas y alarmistas

 

Lo que está haciendo Ecuador “suele ser el comienzo de la degradación, la inflación y la devaluación“, opina, pesimista, Lutz Roehmeyer, una de las administradoras de deuda de mercados emergentes del Landesbank Berlin, que lleva 15 años especulando con deuda ecuatoriana.

 

Roehmeyer le dijo a Bloomberg, recientemente (ver más abajo), que planea reducir sus inversiones en deuda ecuatoriana, a pesar de que su banco se hizo cargo de una parte de los 2 mil millones de dólares de bonos que Ecuador colocó con éxito en junio pasado.

 

Otros son más optimistas. Fausto Ortiz, ex ministro del actual gobierno, muy crítico de varias de sus decisiones, le dijo hace poco al diario Hoy que “si se mantiene en el Código [Monetario] que salió de la Asamblea, el asunto de respaldo en activos líquidos [para la nueva moneda], eso [la estabilidad monetaria] estará bien controlada”.

 

Pero también están los alarmistas. El economista Steffen Reichold, de Stone Harbor Investment Partners LP, advierte el peligro de que los ecuatorianos intenten “sacar sus ahorros fuera del país, para evitar que les paguen con dinero virtual”.

 

Reichold explica que crear una nueva moneda “no es sencillo, incluso cuando se trata de un país con un historial perfecto de gestión económica exitosa, y no creo que Ecuador entre en esa categoría”. (Ver de nuevo el artículo de Bloomberg que reproducimos más abajo).

 

Esta vez nadie se va a enterar

 

El 19 de mayo del 2007, Rafael Correa me expulsó del Palacio de Gobierno cuando, en el transcurso de un debate televisado, le demostré que la prensa sí denunció el atraco bancario de fines del siglo pasado, y en cambio él, como profesor de economía, nunca dijo una sola palabra, ni escribió una sola línea, para advertirles a los depositantes. Guardó silencio, a pesar de que -ahora lo sabemos- su primo, Pedro Delgado, estaba enterado de todos los detalles.

 

Esa historia podría repetirse dentro de poco, pero con una diferencia significativa: Si el gobierno decidiese mañana convertir los dólares depositados en los bancos a la nueva moneda, a una tasa de cambio diferente al uno por uno, casi nadie se enterará, sino hasta que el nuevo atraco se haya consumado, porque ayer domingo, 10 de agosto del 2014, entró también en vigencia un nuevo Código Penal que castiga con cárcel cualquier información que provoque “pánico financiero”.

 

Una vez más, el economista Correa habrá guardado silencio; pero esta vez la prensa no podrá hacer nada por evitarlo.

Ecuador quiere ahorrar dólares con una moneda parecida al bitcon

 Bloomberg cree que Ecuador sigue el camino del bitcon, pero con algunas diferencias importantes. Foto: Tomohiro Ohsumi/Bloomberg.

Nathan Gill

Después de hipotecar la mayor parte del petróleo y el oro del país para financiar el gasto público, el presidente Rafael Correa planea crear dinero virtual para pagar las cuentas de la nación.

 

El congreso aprobó el mes pasado una ley para crear una moneda digital que se utilizará junto con el dólar estadounidense, el dinero oficial en Ecuador. Una vez puesta en vigor la flamante legislación, el país comenzará a usar la nueva moneda -que todavía no tiene nombre- en octubre. Se conformó una autoridad monetaria para que regule el nuevo dinero, que a su vez contará con respaldo en “activos líquidos”.

 

Menos de seis años después de repudiar el pago de 3,2 mil millones dólares de su deuda en dólares, las reservas de petróleo del Ecuador se han reducido y el déficit en cuenta corriente drena muchos dólares, generando necesidades financieras nunca antes registradas. El uso de dinero virtual para pagar a trabajadores y contratistas del estado ayudaría a conservar liquidez, lo que a su vez le permitirá a Correa impulsar aún más el gasto, y debilitará la capacidad del país para pagar bonos de largo plazo, de acuerdo a Landesbank Berlin Investments.

 

“Este suele ser el comienzo de la degradación, la inflación y la devaluación”, dijo en una entrevista Lutz Roehmeyer, que ayuda a manejar alrededor de 1,1 millones de dólares de activos de mercados emergentes en el Landesbank Berlin, incluyendo deuda de Ecuador.

 

Roehmeyer, que ha estado invirtiendo en Ecuador por más de 15 años (y predijo correctamente sus dos últimas moratorias) planea reducir sus tenencias de deuda del país. La firma se hizo dueña en junio de una parte de los 2 mil millones de dólares en bonos que Ecuador vendió entonces.

 

Moneda digital

 

El Ministerio de Política Económica se negó a comentar sobre la nueva moneda y derivó cualquier pregunta al Banco Central. La oficina de prensa del Banco también se negó a comentar y derivó cualquier duda a una resolución de junio, firmada por su gerente general, Mateo Villalba. La resolución dice que los dólares electrónicos serán respaldados por activos líquidos y no pueden ser canjeados por bonos del estado.

 

La nueva moneda electrónica continúa la tendencia del bitcon, que ha ganado aceptación como medio de pago en reemplazo del dinero tradicional. Pero a diferencia del plan ecuatoriano, la mayoría de las monedas virtuales se han desarrollado como alternativas a la oferta de dinero con respaldo estatal.

 

En los últimos cuatro años, Ecuador reconoció déficits de cuenta corriente que drenaron los dólares de una economía que adoptó la divisa norteamericana como moneda exclusiva el año 2000. Este año, el gobierno espera un déficit presupuestario de $ 4,5 mil millones, luego de que Correa más que triplicase el gasto público desde su asunción al poder el 2007.

 

Préstamo a cambio de oro

 

Para evitar que la escasez de dólares ponga en aprietos el gasto público, el gobierno utilizó en mayo más de la mitad de sus reservas de oro como garantía para obtener un préstamo de 400 millones de dólares de Goldman Sachs Group Inc. El mismo mes llegó a un acuerdo con China para un préstamo de 2 mil millones  de dólares, como adelanto por producción futura de petróleo. Luego, en junio, el gobierno vendió bonos de deuda por 2 mil millones de dólares, ofreciendo para eso la segunda tasa de interés más alta en bonos en dólares, con calificaciones similares, que se hayan vendido este año, según datos de Bloomberg.

 

Correa buscó también la ayuda del Fondo Latino Americano de Reserva (Flar) un mes más tarde, para sostener la balanza de pagos, con un préstamo récord de 618 millones de dólares.

 

Con el aumento del gasto en obras públicas y programas sociales para reducir la pobreza, el Ministerio de Finanzas preveía, en noviembre, que Ecuador podría endeudarse hasta por $ 35 mil millones el 2017.

 

La tentación

 

La tentación de utilizar la nueva moneda para pagar facturas aumentará a medida que el gobierno agote sus fuentes actuales de dólares, según José Mieles, economista del instituto de investigaciones Cordes, con sede en Quito. Los miembros del partido de Correa en el congreso derrotaron los esfuerzos del sector para que se incluya en la nueva ley una garantía de que se respaldará la nueva moneda con una cantidad equivalente de dólares norteamericanos, diciendo que era innecesario.

 

“El problema sobrevendrá si comienzan a pagar a los acreedores locales” con la nueva moneda, dijo Mieles en una entrevista. “Podrían utilizar esos recursos para obtener liquidez inmediata”.  

 

Los rendimientos de los bonos ecuatorianos con vencimiento en el 2024 han caído 0,24 puntos porcentuales desde que se comenzaron a vender el 20 de junio, a 7,35 por ciento a las 10:50 am, en Nueva York. Eso se compara con un incremento promedio de 0,13 de puntos porcentuales para las naciones en desarrollo.

 

Los analistas están esperando a ver cómo el gobierno pone en práctica el nuevo sistema, dijo Juan Lorenzo Maldonado, economista para América Latina de Credit Suisse Group AG.

 

“Si encuentran una manera de hacer un uso eficiente de la moneda electrónica para administrar sólo ciertos tipos de pagos, y para volver más fáciles y rápidos algunos procedimientos, y luego se mantienen en hacer eso de manera responsable, podría ser una buena cosa”, dijo.

 

Abandonando el barco

 

Los ecuatorianos podrían intentar sacar sus ahorros fuera del país para evitar que les paguen con dinero virtual, opina Steffen Reichold, economista de Stone Harbor Investment Partners LP, que supervisa 65,3 mil millones de dólares en renta fija.

 

“No me gustaría que conviertan mi dinero en una nueva moneda manejada por un banco central que no ha sido puesto a prueba”, dijo Reichold. La creación de una moneda “no es sencilla, incluso cuando se trata de un país con un historial perfecto de gestión económica exitosa, y no creo que Ecuador entre en esa categoría.”

Traducción: Iguana Libertad.

Texto original en inglés: Aquí.

 Movistar firma acuerdo de dinero electrónico

  José Manuel Casas, CEO de Movistar en Ecuador. Foto: El Universo.

QUITO – El Banco Central del Ecuador (BCE) y Movistar, la filial local del gigante español de telecomunicaciones Telefónica, firmaron un acuerdo de dinero electrónico móvil que permitirá a los clientes del operador inalámbrico pagar bienes y servicios a través de sus teléfonos celulares.

 

El gerente general del BCE, Mateo Villalba, y el jefe de Telefónica-Movistar en Ecuador, José Manuel Casas, firmaron el acuerdo.

 

Se espera que el sistema de pago móvil, promovido por el Banco Central y todavía en etapa de desarrollo, se aplique en su totalidad a finales de 2014, dijo Villalba a los periodistas.

 

Villalba agregó que esta herramienta de comercio electrónico permitirá a los ecuatorianos pagar en los puntos de venta y realizar otras operaciones con dinero que mantendrán en cuentas virtuales en el BCE.

 

El objetivo es “facilitar las transacciones económicas para todos los ecuatorianos”, sobre todo “aquellos que no tienen una cuenta en el sistema financiero y merecen ser incluidos en la red de circuitos de pago”, declaró.

 

La división de telefonía móvil de la estatal CNT ya se unió a la iniciativa, y el BCE quiere embarcar también al operador móvil número uno del país, Claro, de América Móvil.

 

El BCE está trabajando para que el nuevo sistema de pago esté disponible al precio más bajo posible, dijo Villalba, quién señaló que, a diferencia de otros países, donde el dinero electrónico es un negocio privado, en Ecuador será una iniciativa pública sin fines de lucro.

 

“Es un servicio público, el BCE asume parte de los costes, por lo que el precio será el más bajo posible para el público”, agregó.

 

Casas añadió que Telefónica-Movistar está “orgullosa” de ser parte de esta iniciativa, destinada a mejorar la vida de los ciudadanos.

 

“La digitalización de las actividades básicas de la vida diaria”, tales como el gasto de dinero, es una “excelente oportunidad para ampliar el acceso a la banca de las clases menos privilegiadas” en Ecuador, dijo el ejecutivo.

 

La participación de Movistar en la iniciativa del BCE dará acceso al dinero electrónico móvil a sus más de 5 millones de clientes en Ecuador, aseguró Casas.

Traducción: Iguana Libertad.

Texto original en inglés: Aquí.

happy wheels

Related Posts

4 Responses to En Ecuador ya no hay dolarización sino bimonetarismo Por Emilio Palacio

  1. stalin says:

    Señores si el Economista Rafael Correa si intenta desdolarizar el país, este sera el peor error de su vida que hasta le puede costar la Presidencia.
    La dolarizacion freno la caída estrepitosa de la Economía el año 2000, freno y luego redujo la inflación a un promedio de 2 al 3% anual ( a pesar del gigantesco gasto publico de este gobierno ), termino con la pesadilla que significaba la interminable devaluacion y macro devaluacion, ayudo reducir ostensiblemente la pobreza desde el 2000, y ayudo al crecimiento del consumo de las familias y de las compras a créditos,

    Realmente seria una locura regresar al pasado

    • stalin says:

      Señores si el Economista Rafael Correa intenta desdolarizar el país, este sera el peor error de su vida que hasta le puede costar la Presidencia.
      La dolarizacion freno la caída estrepitosa de la Economía el año 2000, freno y luego redujo la inflación a un promedio de 2 al 3% anual ( a pesar del gigantesco gasto publico de este gobierno ), termino con la pesadilla que significaba la interminable devaluacion y macro devaluacion, ayudo reducir ostensiblemente la pobreza desde el 2000, y ayudo al crecimiento del consumo de las familias y de las compras a créditos,

      Realmente seria una locura regresar al pasado

  2. Estoy encantado de encontrar este blog. Quería daros las gracias por redactar esta maravilla. Sin duda he saboreado cada pedacito de ella. Os te tengo en la lista para ver más cosas nuevas de este sitio .

  3. telmar says:

    Genial, formato de tu blog! ¿Cuanto tiempo llevas bloggeando? haces que leer en tu blog sea fácil. El uso total de tu web es currado, al igual que el material contenido!
    Saludos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>