MENU
perro muerto

by • June 14, 2016 • ArtículosComments (0)1000

El alcalde que odia a los perros… y a todos sus opositores Por Emilio Palacio

En la foto, el cadáver de un husky siberiano que apareció muerto la mañana del 7 de octubre del 2014, frente a la vivienda del periodista Bolívar Loján, conocido por sus críticas al alcalde Bolívar Castillo.

Las Cinco de la Semana

Cinco noticias de los últimos días que tendrán impacto en nuestras vidas

14 de junio del 2016

1. El alcalde que odia a los perros…

2. “Abajo la CIA, viva la DEA”

3. ¿Giro a la derecha o repudio al autoritarismo?

4. Lasso atrae también a la izquierda

5. La pugna amenaza con convertirse en batalla campal​

 

1. El alcalde que odia a los perros… y a todos sus opositores

Bolívar Castillo, aliado del gobierno, amigo de Rafael Correa y alcalde de Loja, es noticia desde hace varios días. El lunes de la semana pasada, anunció algo así como la “solución final” al problema de los perros callejeros. Dijo que haría “desaparecer” unos cien mil que deambulan (según sus cálculos) por esa ciudad de 250.000 habitantes, para luego servirlos como “alimento”.

El odio de algunos políticos a los perros en Loja no es nuevo. El 7 de octubre del 2014, manos desconocidas arrojaron el cadáver de un perro (precisamente un perro), con un puñal clavado en el corazón, el hocico amordazado y las patas atadas, frente al domicilio de Bolívar Loján, comunicador social independiente que utiliza el seudónimo de Cuy del Valle, y que se hizo muy conocido por sus críticas al alcalde Castillo. (En su momento dimos la noticia aquí).

Junto al cadáver del animal -un husky siberiano de unos tres años- se encontró una nota manuscrita con una especie de menú: “Restaurante MSM. Especialidad de la casa, cuy al hueco, cuy apaliado, lengua de cuy cortada”.

Loján no presentó una denuncia formal, pero contó la persecución en su contra: “A los diez días de posesionado el alcalde, en la madrugada, llegó un tractor a tumbarnos una construcción”; también le rompieron “los vidrios de las cajas de los medidores de luz y agua de mi casa”; el chofer de una camioneta de seguridad municipal le “dijo al oído ‘Cuy, te voy a arrastrar por las bolas'”; y un alto jefe de la policía municipal “una madrugada, cuando un desalojo de informales del mercado, delante de todos me gritaba rata” e “insinuó que soy homosexual”.

Castillo no odia a los perros solamente. Este antiguo dirigente de la Democracia Popular y luego de la Izquierda Democrática, ha demostrado más de una vez su intolerancia ante cualquiera que lo incomode. Recientemente consiguió enviar a la cárcel a la concejal Jeannine Cruz, y meses atrás lo hizo con el periodista Freddy Aponte, ambos por criticar su gestión.
En el caso de Aponte, no se dio por satisfecho con mandarlo a prisión; además le exigió el pago de casi 60.000 dólares, y como el periodista no le pudo pagar, lo demandó por insolvencia fraudulenta.

El nombre de Castillo apareció en el sesgado informe de la Comisión de la Verdad que dirigió Elsie Monge, donde se lo acusa de haber ordenado la tortura de un hombre por llamarlo “Chato Castillo”, así como del desalojo y maltrato de mendigos y comerciantes informales.

Las declaraciones de Castillo no sólo debieron estar vetadas en el horario de protección al menor sino que contrarían el artículo 21 del Reglamento de Tenencia y Manejo Responsable de Perros, expedido por este gobierno, que dispone que la eutanasia de un animal sólo podrá practicarse en circunstancias muy especiales, si padece de una enfermedad incurable o si existe un riesgo epidemiológico real “confirmado técnicamente”. Se oponen además a la constitución de Montecristi, que incorporó –con mucha algarabía en su momento- los supuestos “derechos de la naturaleza”.

2. “Abajo la CIA, viva la DEA”

El lunes de la semana pasada, el jefe de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (la famosa DEA), Chuck Rosenberg, condecoró al ministro del Interior José Serrano por su participación en la guerra contra las drogas. En su discurso de agradecimiento, en Washington, el funcionario devolvió el elogio reconociendo que la cooperación con la DEA fue decisiva para el supuesto “éxito” de su misión.

El giro causó sorpresa. Tres meses antes, el 2 de marzo, el Departamento de Estado de Estados Unidos había presentado su informe Estrategia de Control de Narcóticos 2016, donde se asegura que la debilidad de las instituciones públicas, la corrupción y la carencia de recursos de la policía ecuatoriana vuelven al país vulnerable ante la delincuencia internacional, y que los carteles de la droga de México han creado en Guayaquil “un importante centro de trasbordo para la cocaína sudamericana”.

El ministro Serrano contestó en aquella ocasión, indignado, que el informe era “una retaliación, a sabiendas de que Ecuador cada vez menos ha requerido apoyos y dádivas, que antes, a través de la Base de Manta, se entregaba a la Policía Nacional”.
¿Cómo se explica el cambio en ambos lados de la noticia?
En el caso de Ecuador, simplemente no hay cambio. Es común que funcionarios del gobierno intenten congraciarse con la administración norteamericana para conservar la visa que les permite vacacionar en Estados Unidos. Pero el gobierno en su conjunto se mueve por otras consideraciones: Dos días después de la condecoración a Serrano, la cadena Telesur (de Ecuador, Venezuela, Cuba y Nicaragua) inició la transmisión de una serie de documentales para “demostrar” la presencia en Ecuador de agentes de la CIA que querrían “derrocar” a Correa. El Telégrafo y otros medios oficiales se hicieron eco, con amplio despliegue. El embajador de Estados Unidos Todd Chapman quiso restar importancia al asunto: “Son cosas creadas en su cabeza”, dijo. Pero Correa ratificó, enfático, que “hay agentes de la CIA actuando, claramente directores de inteligencia, pagados y coptados por la CIA”.

En el caso de Estados Unidos, no es inusual que dos dependencias gubernamentales se contradigan, aun dentro en la misma rama del estado, en parte por el respeto a la independencia de cada institución. Pero también influyó seguramente la determinación de Barack Obama, a medida que se acerca el fin de su gestión, de tender puentes hacia las dictaduras de izquierda. Algunos analistas  consideran que la intervención de Estados Unidos fue tanto o más decisiva que la de Argentina para que la OEA le lance un salvavidas a Venezuela en su reciente Asamblea. Probablemente la intención de Obama sea sentar precedentes para evitar que el próximo huésped de la Casa Blanca, que se mudará en enero, modifique sustancialmente su política.

3. ¿Giro a la derecha o repudio al autoritarismo?

El jueves, las autoridades electorales peruanas confirmaron el estrecho triunfo del derechista Pedro Pablo Kuczynski (PPK) sobre Keiko Fujimori, también de derecha.

Algunos analistas internacionales creen que en Perú, como en toda América Latina, se está produciendo un giro hacia la derecha, e incluso la ultraderecha. El colombiano Antonio Caballero escribió el sábado en la revista Semana:

  • Porque lo llamativo es que estas divisiones… no siguen la frontera que separa la derecha de la izquierda, sino la línea punteada que hay entre la derecha y la extrema derecha… Hace 15 o 20 años… empezaban a llegar al poder partidos y caudillos de izquierda…  [excepto] en Colombia [donde] a la derecha de Pastrana la seguía la ultraderecha de Uribe… Ahora Colombia es el modelo que siguen los vecinos.

Pero podría haber otra interpretación. En las elecciones en Perú, como antes en las de Argentina, Venezuela, Bolivia, e incluso Ecuador en el 2014, se votó contra gobiernos de izquierda (incluyendo con algo de esfuerzo a Ollanta Humala en ese espectro), pero ante todo se votó contra candidatos autoritarios envueltos en escándalos de corrupción.

También es cierto que en Venezuela y, en alguna medida, Bolivia, la izquierda, por sus posturas sectarias, va cuesta abajo, pero no ocurre así en todas partes. En algunos países, el candidato de derecha sólo pudo triunfar con el apoyo de la oposición de izquierda. En Perú, PPK necesitó de la izquierdista Verónika Mendoza, que pudo sacar en estas elecciones a su tendencia de la crisis que arrastraba desde hace treinta años.

Un fenómeno similar se observó en Argentina, donde los votos del peronismo de oposición (identificado con el sindicalismo, no con la derecha) fueron determinantes para la victoria de Mauricio Macri.

Y no faltan ejemplos, incluso, de cómo una izquierda diferente puede cumplir en ciertos casos un papel para hacer de lado a la izquierda totalitaria. En Uruguay, el gobierno del Frente Amplio dio paso a otro gobierno del mismo Frente Amplio, desvinculado del chavismo pero ubicado a la izquierda. En Brasil, el descontento condujo a la destitución de Dilma Rousseff, pero la reemplazó su vicepresidente Miguel Temer, del centroizquierdista PMDB. 

Dicho de otra manera, el voto en Perú y en toda la región quizás no está reflejando sustancialmente un giro ideológico, de izquierda a derecha, sino democrático, del autoritarismo al anti totalitarismo.

4. Lasso atrae también a la izquierda

El jueves, Compromiso Ecuador (el bloque político que apoya la candidatura presidencial de Guillermo Lasso) se reunió en Quito para presentar a sus nuevos integrantes.

Llamó la atención la presencia de Jeannine Cruz, la concejal de Loja que recientemente estuvo en la cárcel; los concejales electos por el Partido Social Cristiano Martha Noboa y William Herrera (que inmediatamente fueron expulsados de esa agrupación); y Blasco Peñaerrera, ex presidente de la Cámara de Comercio.

Más significativo fue constatar que se ha consolidado en Compromiso Ecuador un importante sector de izquierda, representado por Fernando Villavicencio (que alcanzó gran audiencia en días recientes por sus denuncias que condujeron al encarcelamiento del ex gerente de Petroecuador), Betty Amores, Milton Castillo (ex candidato a alcalde de Quito por Pachakutik), Auki Tituaña y Karen Sánchez (concejala electa por Alianza País). Algunos le dijeron a la prensa que muy pronto los acompañarán otros dirigentes destacados.

Según diario El Telégrafo, Lasso además se expresó muy bien de Enrique Ayala, precandidato presidencial por el Partido Socialista, con quien aseguró mantener puntos de contacto.

5. La pugna amenaza con convertirse en batalla campal

La pugna al interior de Alianza País entre los que apoyan a Jorge Glas y a Lenin Moreno como candidatos a la presidencia de la República se ha convertido casi en un combate abierto.

El jueves, la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional recibió al ex ministro de Hidrocarburos Carlos Pareja (cercano a Glas) para indagar sobre los Panama Papers. Los legisladores del gobierno lo interrumpieron y cuestionaron hasta hacerlo titubear.

Nueve legisladores del régimen han pedido que se investigue un contrato de la CNT con una empresa extranjera por 31 millones de dólares, que se suscribió precisamente cuando Glas era ministro de Telecomunicaciones.

Las pugnas no tienen que ver sólo con alineamientos electorales, sin embargo. El miércoles, una moción del vocal del Consejo de Participación Ciudadana Xavier Burbano para que en ese organismo se paguen los sueldos con dinero electrónico fue derrotada con tres votos a favor y cuatro en contra.

Una moción parecida del legislador Christian Viteri ni siquiera se la llegó a proponer en la Asamblea Nacional por falta de apoyo.

Ahora los cañones están enfilados contra el Defensor Público Ernesto Pazmino, que días atrás expresó su preocupación por “las penas desproporcionadas que se están registrando”, refiriéndose a la sentencia de cuatro años de cárcel que recibieron Luisa María Lozano y Servio Amable Angamarca, del pueblo Saraguro, por obstaculizar un servicio público. Todo indica que muy pronto será expulsado del partido de gobierno.

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>