MENU
Mashi Card Emilio

by • January 17, 2016 • ArtículosComments (0)1472

El día que Rafael Vicente se convirtió en una carcajada por Emilio Palacio

1.-El dia en que Rafael Vicente se convirtió en una carcajada

Todo estaba preparado para que fuese un éxito comunicacional. Una hora y media de entrevista, tres “periodistas” leales al régimen y seis canales de televisión transmitiendo en forma simultánea. El objetivo era revertir el papelón del “debate” del 28 de octubre, cuando el “economista” Correa no pudo rebatir las afirmaciones de Mauricio Pozo, Alberto Dahik y Ramiro  González, en el sentido de que el Ecuador está envuelto en una crisis económica gravísima.

Pero el nuevo experimento comunicacional fue un desastre incluso mayor. Una sola frase hundió al presidente: “Tal vez tenemos un problema, tal vez se quedó sin empleo el jefe de familia, pero tiene tarjeta de crédito para seguir subsistiendo y el país ya está en otro nivel”.

No todos comprenden los debates económicos, pero cualquiera entenderá que nadie puede subsistir endeudándose, y menos todavía que eso sea “estar en otro nivel”.

La frase del “economista genial” se convirtió en un chiste en las oficinas, centros de trabajo, taxis, buses, aulas universitarias y hasta en la tienda de la esquina. Aun Guillermo Lasso, que suele ser circunspecto, bromeó el miércoles por Twitter: “Dale like y comparte si crees que el presidente Correa estudió economía con las Kardashian”. Hasta ayer el mensaje llevaba 685 retweets y 666 likes.

No es la primera vez que una frase del presidente provoca risas. Algunos recuerdan aun “¿Quién fue el estúpido que dijo eso?” (cuando se dirigió al dirigente indígena Marlon Santi, que le contestó “Usted, señor presidente”) y “Antes muerto que perder la vida” (durante el 30-S). Pero las burlas nunca trascendieron los círculos de la oposición.

¿Por qué en esta ocasión fue diferente? En parte, por la masiva difusión de los teléfonos inteligentes, que a pesar de los obstáculos para su importación han entrado ya incluso en los barrios más alejados, llevando el poder comunicacional de Internet.

Pero la razón principal es política: el país ha cambiado su actitud hacia Correa. Todavía le teme, pero le ha perdido el respeto. Cuando eso ocurre, la burla se convierte en el mecanismo de desahogo social preferido. Luego viene el enojo, y después las protestas callejeras.

2. No firmaron un contrato sino un acuerdo

El jueves, el ministro de Minería firmó un “acuerdo” con la empresa minera sueco-canadiense Lundin para avanzar en el desarrollo del proyecto aurífero Fruta del Norte, en la provincia de Zamora.

La prensa no aclaró lo suficiente que en realidad no se trató de la firma de un contrato sino de un compromiso sobre las posibles condiciones del contrato que se firmará a futuro. El ministro Javier Córdoba reconoció que ese paso todavía no se puede dar porque Lundin “se encuentra en la etapa de evaluación económica de Fruta del Norte y sólo podrá firmar el contrato de explotación cuando pase a la etapa de explotación”.

En efecto, la ley ecuatoriana establece que un contrato de explotación sólo se puede negociar después de que se ha establecido la factibilidad económica de una mina, algo que todavía no ocurre.

Lundin Gold compró la concesión que Kinross tenía en Fruta del Norte a fines del 2014. Su estimado es que si los estudios de factibilidad concluyen a mediados de este año, la mina entrará en su fase de producción recién a fines del 2018.

3. La peor concentración de AP en nueve años

Ayer sábado, Alianza País celebró nueve años de su asunción al poder con un acto en el Parque Samanes, en Guayaquil, para el cual movilizó gente de todas las provincias.

Los canales oficiales no transmitieron imágenes del conjunto de la manifestación, a pesar de que dispusieron de un dron que sobrevoló los Samanes.

El diario gobiernista El Ciudadano aseguró que asistieron 15.000 personas; la página web de Alianza País redujo el estimado a “más de 10.000 asistentes”; y diario El Telégrafo no quiso arriesgar ninguna cifra. Pero ayer publiqué en Twitter varios gráficos para demostrar que no asistieron ni cinco mil personas. (Por falta de espacio no reproducimos los gráficos, pero puedes revisarlos haciendo clic aquí).

4. La persecución alcanza el nivel del ridículo

Consciente de su aislamiento social, el gobierno parece haber resuelto, hace un par de meses, profundizar la persecución como estrategia.

Así parecen demostrarlo las estadísticas de Fundamedios, que observó en diciembre un repunte significativo de la persecución contra los medios de comunicación; tendencia que –agregamos nosotros- se ha exacerbado los primeros días de este mes, en algunos casos cayendo en el ridículo:

- El lunes 4 de enero, radio Zapotillo 96.1, con más 15 años al aire, fue notificada por la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones que daba por terminada en forma unilateral la concesión de su frecuencia.

- Ese mismo día, la Secom sancionó con $ 354 a Radio Vilcabamba Stereo por no haber identificado en una ocasión con la letra “E” de “entretenimiento” el programa El Show del Rompe Cintura. La radio explicó que se trató de un error involuntario.

- Ese mismo día fue condenada a 30 días de prisión y al pago del 25% de su salario la concejala de Loja Jeannine Cruz Vaca por haber pedido por Twitter al alcalde gobiernista Bolívar Castillo que “deje de mentir”.

- El 6 de enero la Supercom admitió una denuncia de una agrupación de lesbianas, gays y transexuales contra Xavier Bonilla y El Universo por una caricatura “sexista” en la que una señorita le pregunta a una mujer embarazada “¿Y qué será, varón o mujer?” y ella le responde “No sé, habrá que ver qué escoge en la cédula”.

- El 7 de enero, la Secom impuso una multa de $ 354 a Radio Stereo Quinindé, provincia de Esmeraldas, por no haber identificado en una sola ocasión como publicidad un bloque de comerciales. La radio explicó que el error se produjo un día en que hubo una tormenta eléctrica que dañó varios equipos, por lo que se vieron obligados, para no perder la pauta comercial, a conectar una computadora con música y comerciales, sin reparar que no se había incluido todavía la identificación de cada segmento.

- Ese mismo día, la policía allanó las instalaciones de Ecotel TV, en Loja, para detener la transmisión del canal, que se había acogido al derecho a la resistencia para continuar con su programación, a pesar de una sanción anterior.

- El 9 de enero, Correa llamó a sus colaboradores a darle de “cochachos” y a que demanden a los tuiteros Carlos Acosta (@caacosta1962) y Mauricio Chiluisa (@mauricio_Fese), por haber difundido una lista de “nuevos ricos”, atendiendo a un desafío que el mismo presidente hiciese días atrás.

- El 12 de enero, Radio Disney de Guayaquil fue sancionada por la Supercom a pagar $ 3.660 porque un día, en el programa El despertador, sólo transmitió 6 canciones nacionales y no 8, como exigen los porcentajes establecidos por la ley.

- Ese mismo día, la Secom amonestó a Canal TV Norte, de Ibarra, por haber sobrepuesto la letra “I” (de “información”) y no la “P” (de “publicidad”) en un mensaje comercial de una cooperativa de crédito. El canal explicó que el error se debió a que el comercial llegó a último momento y el técnico, en la prisa, no alcanzó a incluir la identificación correspondiente.

- El 13 de enero, la Superintendencia de Comunicación sancionó con $ 1.830 al programa UNE Nacional que se transmite por radio Morena en Guayaquil, por difundir “mensajes que incitan al uso ilegítimo de la violencia” en los siguientes términos: “El pueblo ecuatoriano que se manifestó pacíficamente a lo largo y ancho del país ha llegado a la conclusión de que la movilización pacífica no ha tenido ningún resultado”.

- Sigue en curso, mientras tanto, el proceso de reversión de la frecuencia de Radio Democracia, en Quito, que dirige Gonzalo Rosero.

(No se incluye en esta lista las incontables correcciones que se han exigido a los diarios, que se envían ya diagramadas, como si se tratase de una publicación del propio medio).

5. La “unidad” no es de todos ni para todo

A comienzos de semana, el prefecto del Azuay Paul Carrasco anunció que mañana lunes se reuniría en Cuenca con Jaime Nebot, Mauricio Rodas y Marcelino Chumpi (prefecto de Morona Santiago y dirigente de Pachakutik) para formalizar “un acuerdo” de “construcción de gobernabilidad”, con miras a las elecciones del 2017.

Casi enseguida, sin embargo, el “acuerdo” comenzó a mostrar sus aristas. El martes, el mismo Chumpi desmintió a Carrasco. Dijo que el lunes tendrá que estar en Quito, en una reunión de su agrupación, y que además su acuerdo con Nebot, Rodas y Carrasco tenía que ver sólo con la “defensa” de las competencias de los gobiernos locales y los “temas de institucionalidad pública”.

El jueves tomó distancia Rodas, que en una entrevista con Radio Municipal aclaró que la unidad que lidera Nebot “tiene su apoyo”, pero que tampoco irá al encuentro en Cuenca porque está “absolutamente enfocado en el trabajo en beneficio de la ciudad”.

Guillermo Lasso, Gilmar Gutiérrez y otros dirigentes políticos dijeron que no conocían los motivos por los cuales no habían sido invitados al encuentro.

Todo esto obligó el jueves a Cynthia Viteri a aclarar en Ecuavisa (y luego en un boletín de prensa) que la reunión no sería el lunes sino el martes, y que el acuerdo de “unidad” se limitaría por el momento a “un acuerdo legislativo”. Dicho de otro modo, no propondrán (al menos todavía) un candidato presidencial, y seguramente se limitarán a una propuesta de lista única de asambleístas.

¿Qué ventajas podría acarrear para el Partido Social Cristiano un acuerdo así? Paul Carrasco no tiene una votación nacional significativa y Mauricio Rodas, al decir de Felipe Burbano de Lara (El Universo, martes 12 de enero), ha perdido liderazgo no sólo como figura de la oposición sino como administrador de la capital: “El alcalde llegó al municipio casi por obra del azar, cuando la ciudad buscaba un conductor –sin preguntarse mucho por su perfil– que le diera autonomía respecto del gobierno de la revolución ciudadana y le permitiera construir un espacio propio. No hemos logrado ni lo uno ni lo otro: la fragilidad de Rodas limita su interacción con el gobierno central, mientras el modelo de gestión frena la eficacia de su acción”.

Quizás la insistencia del PSC en una “unidad” tan frágil se explica, como ya adelantamos la semana pasada, por el hecho de que no tiene un candidato presidencial fuerte que ofrecer, motivo por el cual ha decidido concentrar sus mejores esfuerzos en conseguir un sólido bloque legislativo. Su mayor competencia, si fuese así, serían las listas de CREO, que sí contarán, sobre todo en Guayas, con el arrastre del único candidato presidencial sólido hasta ahora, el guayaquileño Guillermo Lasso.

Mashi Card Emilio

https://www.emiliopalacio.com/las-cinco-de-la-semana.html

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>