MENU
Enano Serrano

by • March 7, 2016 • ArtículosComments (0)1081

El detective Serrano le dispara a la buena reputación de Ecuador #EmilioPalacio

El detective Serrano le dispara a la buena reputación de Ecuador

Cuando el ministro del Interior José Serrano se apresuró a informar el martes que habían capturado a “los dos autores” del asesinato de las dos chicas argentinas en Montañita, no sólo enredó el caso sino que hirió gravemente la credibilidad de la policía y la justicia en Ecuador:

1) El ministro dijo que encontraron los cuerpos de las víctimas a pesar de que todavía no se ha podido identificar los cadáveres por el estado irreconocible en que se los halló.

2) La única prueba que presentó Serrano para acusar a Segundo Mina y Eduardo Rodríguez fue la confesión que hizo el primero sin un abogado defensor que lo asista, lo que anula su testimonio.

3) La confesión, en ningún caso es prueba suficiente para acusar a una persona, aun cuando el reo diga la verdad. El artículo 5, numeral 8 del Código Penal (que dictó este régimen) prohíbe la autoincriminación. Mina, además, cambió su versión en dos ocasiones, de tal manera que hasta ahora no sabemos cuándo dijo la verdad.

4) Serrano hizo su anuncio cuando la policía apenas disponía de dos indicios materiales: unas manchas de sangre y un cuchillo. Hasta ese momento, sin embargo, no se había realizado ningún peritaje que demostrase que la sangre pertenecía a las víctimas y que el cuchillo fuese el arma que se usó para cometer el crimen.

5) Serrano dijo que las dos chicas encontraron a sus presuntos asesinos en el bar La Abogadita, a pesar de que la policía todavía no había interrogado a la dueña del establecimiento “porque era domingo y el bar estaba cerrado”.

6) El ministro asegura que las chicas aceptaron la ayuda que les ofrecieron sus asesinos porque no tenían dinero, pero ahora se sabe que disponían de tarjetas de crédito y que vendieron hamburguesas para conseguir efectivo.

7) Según la versión de Serrano, las dos chicas y sus victimarios se subieron a las 8 de la noche a un taxi que las llevó al lugar del crimen, pero el taxista que supuestamente las llevó sólo apareció varios días después.

8 ) Un chico argentino declaró que vio a las dos chicas el día del asesinato a las diez y media de la noche, en compañía de dos hombres de tez blanca, que las saludó y que ellas no llevaban mochilas, lo que contradice la versión de que se montaron en un taxi con sus asesinos y con su equipaje a las 8 de la noche.

9) Serrano aseguró que los dos acusados eran “los autores” del asesinato y publicó sus fotografías en Twitter, a pesar de que la constitución y las leyes ordenan que toda persona sea considerada inocente hasta que exista una sentencia ejecutoriada en su contra. Un hábil abogado podría utilizar este error para argumentar que existió una predisposición del estado en contra de sus clientes.

Cuando los familiares de Marina Menegazzo y María José Coni le mostraron a Galo Chiriboga todas estas contradicciones, el fiscal general no tuvo más remedio que concederles: “Hay que arrancar [la investigación] de nuevo, desde cero”.

Todavía no sabemos quiénes asesinaron a las dos jovencitas argentinas, pero cuando se los descubra, podríamos descubrir algo más: que Serrano, con todos sus errores y contradicciones, sembró en la opinión nacional e internacional la duda -que difícilmente se borrará- de que se quiso encubrir algo muy oscuro, tal como ocurrió antes con la desaparición de los hermanos Restrepo.

2. La lucha contra el cáncer “no es un tema muy interesante”

El jueves, por la noche, un joven periodista le preguntó a Correa, en Loja, si estaría dispuesto a reunirse con los directivos de Solca (Sociedad de Lucha contra el Cáncer). Era una pregunta sencilla que pudo haber recibido una respuesta sencilla. Pero la reacción del presidente fue desmedida. Visiblemente enojado, dijo que la deuda del estado con Solca “no es un tema muy interesante”. Agregó, con una sonrisa de menosprecio, que no sabía “por qué quieren hacer escándalo donde no hay”. Cuestionó la existencia de Solca, como institución privada que recibe dineros del estado. Dijo que la ley (que su gobierno aprobó) que entrega fondos a Solca “no es legítima”. Días antes se había burlado del asambleísta Oswaldo Larriva, que sufre de leucemia y se atiende en Solca.

¿Fue un exabrupto? ¿Se está agravando la inestabilidad emocional de Correa? En parte podría ser así. No se explica de otro modo el tono hiriente del primer mandatario. Los enfermos de cáncer no son todos del MPD, o banqueros, o periodistas; también hay funcionarios y simpatizantes del gobierno que sufren de cáncer y esperan algo de respeto.

Pero por detrás se observa una clara intención política. El mismo jueves, horas antes de la intervención de Correa, la ministra de Salud, Margarita Guevara ya había convocado a la prensa para pedir “más respeto” a las autoridades de Solca y para denunciar que sus directivos “están usando a los pacientes para sus intereses”. Después de una intervención de tres minutos, se levantó sin permitir preguntas. El ataque continuó el sábado. Correa se quejó de las instituciones privadas que viven “solo de la plata del estado” y dijo que él no iba a permitir “esos abusos”. Le envió un mensaje a los directivos de Solca: “No se presten a politiquería”, para luego proponerles: “Entreguen las instalaciones y nosotros atenderemos a los ciudadanos con la plata que nosotros mismos les estamos dando”.

Por lo visto, Correa ya se gastó el dinero de Solca, y con el escándalo lo que busca es un modo de justificarse, sin reparar, en su desesperación, el enorme costo político que eso tendrá.

3. Los jefes del narcoestado se defienden

El viernes, José Serrano volvió a hacer noticia. En un comunicado público expresó su “total rechazo” al informe sobre narcotráfico en Ecuador preparado por el Departamento de Estado de Estados Unidos, que circuló días atrás. El informe, dijo el ministro, es “una retaliación, a sabiendas que Ecuador cada vez menos ha requerido apoyos y dádivas, que antes, a través de la Base de Manta, se entregaban a la Policía Nacional”.

¿Qué fue lo que no le gustó a Serrano del informe?

Paraíso para el narcotráfico

“Situado entre dos de los países productores de cocaína más grandes del mundo, Ecuador es el mayor país de tránsito para los narcóticos ilegales”.

“Ecuador continúa siendo el mayor país de tránsito para los envíos de cocaína por rutas terrestres, aéreas y marítimas y envíos de heroína por medio de aire y correo”.

“Organizaciones criminales transnacionales incluidos los carteles de los Zeta, Sinaloa y del Golfo y las FARC, operan en Ecuador. Los carteles mexicanos usan cada vez más aeronaves privadas y rutas clandestinas para transportar dinero a ecuador y cocaína hacia México y Centroamérica”.

“El puerto de Guayaquil es un importante centro de transbordo para la cocaína sudamericana, que se oculta en contenedores con destino a Europa”.

Corrupción e ineficiencia

Ecuador “es vulnerable al crimen organizado por la debilidad de las instituciones públicas, las fronteras permeables y la corrupción”.

“La policía ecuatoriana, las Fuerzas Armadas y la función judicial carecen de suficientes recursos para enfrentar a criminales transnacionales”.

“Varias entidades gubernamentales son responsables de recibir e investigas las quejas de corrupción, pero las limitaciones de recursos y la presión política en general conducen a una falta de enjuiciamiento”.

Consumo interno de drogas

“El consumo doméstico de drogas está aumentando”.

El uso de sustancias probablemente se incrementó después de “la descriminalización de la posesión personal y consumo de la mayoría de narcóticos, alucinógenos y estimulantes del 2014”.

Rechazo a la colaboración con Estados Unidos

“La Oficina de Narcóticos Internacionales del Departamento de Estado de Estados Unidos cesó sus operaciones en Ecuador en septiembre del 2014”.

“El gobierno de Ecuador suspendió unilateralmente el acuerdo [con la Guardia Costera de Estados Unidos] por seis meses en 2014”.

“El cierre obligado de la Oficina de Cooperación de Seguridad de la Embajada de Estados Unidos en 2014, por parte del gobierno de Ecuador, redujo la colaboración entre ambos países contra las drogas ilegales”.

“Con una fuerte disminución en la asistencia financiera de Estados Unidos, Ecuador necesitará dedicar fondos adicionales para que los esfuerzos antinarcóticos estén a la par de los retos que continúan creciendo”.

4.Reciclan al reciclado

El martes, Fernando Cordero presentó su renuncia al Ministerio de la Defensa, confirmando la primicia que un mes atrás adelantamos por Twitter, cuando el presidente destituyó al anterior Comando Conjunto de las Fuerza Armadas. En aquella ocasión fuimos los únicos que informamos: “Los generales le exigen a Correa que si cambió el Comando Conjunto, también cambie al ministro de Defensa”.

Correa aplazó la salida de Cordero un mes para no dar muestras de debilidad, pero la suerte de “el Corcho” estaba echada.

El jueves, Ricardo Patiño asumió la cartera. Su designación es una demostración más de que el régimen está cada vez más aislado políticamente, al punto que no dispone ya de ningún margen para incorporar nuevas figuras que le den oxígeno político, en medio de la peor crisis que ha enfrentado desde su inicio. Se recicla por enésima ocasión al colaborador más desgastado del régimen, con menor credibilidad y el que menos respeto infunde en la población o entre los militares. A Correa eso no parece importarle porque su plan no es buscar una salida negociada al impasse con los militares sino profundizar el enfrentamiento hasta provocar un estallido.

5. El fenómeno de El Niño, relegado a un segundo plano

La semana anterior, las lluvias que se prolongaron hasta por 18 horas en algunos lugares, inundaron Milagro, Machala y Piñas, causaron deslaves en Esmeraldas y provocaron daños en calles y carreteras de las provincia de Guayas, El Oro, Esmeraldas, Azuay y Chimborazo. Decenas de personas perdieron sus pertenencias y tuvieron que ser evacuadas. Las nuevas vías que construyó el régimen muestran por todas partes graves deterioros.

Otros gobiernos que enfrentaron catástrofes naturales no se salvaron de las críticas de la opinión pública por la demora o la pobreza de recursos con que atendieron la emergencia. Ahora, extrañamente, no ocurre lo mismo. El gobierno ha conseguido que la atención del país se concentre en su guerra contra Solca, los militares o el ISSFA, mientras que su pobre respuesta al fenómeno de El Niño y el sufrimiento de los ciudadanos de a pie permanecen en segundo plano como problema nacional.

Enano Serrano

https://www.emiliopalacio.com/las-cinco-de-la-semana.html

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>