MENU
Kronfle Perez

by • July 30, 2015 • ArtículosComments (0)860

Empujemos un poquito más, para que se unan Por Emilio Palacio

Henry Kronfle, presidente del Comité Empresarial, y Carlos Pérez, presidente de la Ecuarrunari, hablaron ayer por Ecuavisa, con breves minutos de diferencia, para decir que ambos apoyaban el paro contra la dictadura. Luego, cada uno se fue por su lado, sin saludarse siquiera. “¡No te juntes con esa chusma!”, les aconsejan algunos.

Palacio copia“El único foro, en estos momentos, donde se plasma la democracia, es la calle. Por eso se producen las movilizaciones y las marchas, y por eso nosotros respaldamos el derecho a manifestarse de cualquier ciudadano y cualquier movimiento social”.
Esto no lo dijo ningún “pelagato” sino Henry Kronfle, presidente del Comité Empresarial, en Ecuavisa, ayer martes por la mañana, cuando le preguntaron qué opinaba de las marchas y el paro convocado por los sindicatos para agosto.
La postura de Kronfle, al inicio fue confusa. La semana pasada insinuó que los empresarios no se sumarían al paro. Pero luego cambió, quizás cuando supo que Guillermo Lasso y Jaime Nebot habían expresado, cada uno por su lado, su apoyo a las protestas.
¿Mantendrá Kronfle esta nueva postura? Esa no es la pregunta que importa sino cómo aprovechamos este paso positivo que ha dado para que nos ayude a convencer a todos los empresarios de que lo correcto es apoyar el paro, con plata y persona.
Sería más fácil conseguirlo si empresarios y sindicalistas se reuniesen para promover juntos la unidad contra el enemigo común. Si todos dicen estar de acuerdo con el paro, ¿no es hasta ridículo que no puedan decirlo juntos?
El problema es que el divisionismo no existe sólo en el bando de los empresarios. Algunos dirigentes de los movimientos sociales sólo se sienten cómodos cuando se juntan entre ellos. En las marchas del Frente Unitario de los Trabajadores se grita a veces contra Lasso y contra Nebot con mayor fervor incluso que contra Correa.
Este sectarismo de la izquierda se explica en parte por el desconcierto de algunos dirigentes que constatan con asombro cómo, después de un año de protestas callejeras, sus líderes ni siquiera aparecen en las encuestas electorales.
Pero aunque este resultado no sea justo para la izquierda anti-correísta, que se ha jugado el pellejo en la protesta popular contra la tiranía, se explica por su negativa a mostrarse como una alternativa nacional, unitaria y democrática. No defienden a todos los perseguidos sino a sus perseguidos. No piden democracia para todos sino para ellos. Lejos de alejarse de esa postura sectaria, la refuerzan, con lo cual pierden espacio político incluso cuando ganan espacio en las calles.
El sectarismo amenaza además con convertirse en cacería de brujas. El 31 de julio y el 1 de agosto se realizará en Girón, provincia del Azuay, el Consejo Político de Pachakutik. El ala sectaria intentará expulsar al sector -cada vez más numeroso- que propugna una alianza en las calles con el centro y la derecha. Si esa postura se impone, el divisionismo será más peligroso aun que los matones de Ricardo Patiño.
Empresarios y trabajadores, derecha e izquierda, estamos todos metidos en el mismo barco que se hunde porque su capitán perdió la cordura. Quién es Don Ramón y quién es Doña Florinda aquí no interesa, sino que la tiranía nos va a convertir a todos en una “chusma” si se lo permitimos. Así como vamos, no llegaremos a febrero del 2017. Para entonces podríamos haber perdido el dólar y no habrá manera de que la dictadura entregue el poder. Lo correcto sería unirnos para discutir cómo nos salvamos.
Por eso, trabajadores y empresarios honestos deben repudiar el divisionismo. Cada paso que los dirigentes den en la dirección correcta, lo aplaudiremos; si se desvían, habrá que llamarles la atención; porque lo principal ahora es el éxito de la protesta

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>