MENU
Correa Embajadora

by • April 6, 2014 • ArtículosComments (5)6199

Un enemigo de Estados Unidos se instala en New York Por Emilio Palacio

Carta abierta a los presidentes de Harvard, Yale y MIT

Miami, 5 de abril del 2014.Palacio copia

Estimados señores Catharine Drew Gilpin Faust, Peter Salovey and Leo Rafael Reif, presidentes de Harvard, Yale y MIT respectivamente:

Este martes 8 de abril, arribará a Estados Unidos el presidente del Ecuador Rafael Correa. Visitará Harvard, Yale y el MIT, donde se reunirá con algunos de ustedes y dictará conferencias. El sábado 12, llegará a New York, donde colocarán cámaras y micrófonos para que transmita su programa, en el que suele denunciar a Estados Unidos como culpable de todos los males del mundo.

Rafael Correa no es un crítico del sistema norteamericano, lo cual sería legítimo, sino su enemigo abierto. Él no señala errores de Norteamérica que se deben corregir. Lo que desea es que la democracia desaparezca. El secretario general de su partido Alianza PAÍS, Galo Mora, ha pregonado que la separación de poderes es un concepto “burgués” que debe extinguirse. Así hicieron en Ecuador, donde Correa controla los jueces, el parlamento y los organismos de supervisión, persigue a la prensa y sanciona a periodistas.

Correa vería con agrado que ese sistema se extienda a todo el mundo, para lo cual intenta forjar alianzas geopolíticas muy amplias.

Correa viajó a Moscú en dos ocasiones, primero en octubre del 2009 y luego en octubre del 2013.

En su primer viaje, dijo que visitaba Rusia porque ambos países pretendían “democratizar” el mundo.

En su segundo viaje, conversó con Vladimir Putin sobre la posibilidad de que Rusia le preste dinero para comprar armamento ruso, un proyecto que ambos mandatarios han venido considerando y que no han podido concretar porque la constitución ecuatoriana lo impide. No podemos descartar que se modifique la constitución para conseguirlo.

Putin aseguró en aquella ocasión que Ecuador se ha convertido en su “socio estratégico en América Latina”. Correa, a su vez, destacó que Rusia ya es el tercer socio de Ecuador en productos no petroleros, felicitó a Putin por sus aciertos en la crisis de Siria y dictó una conferencia en la Universidad de los Pueblos denominada “Imperio del capital, nueva lucha de la izquierda y cambio en las relaciones de poder”.

Ecuador se ha negado a reconocer al nuevo gobierno de Ucrania. “El gobierno actual [de Ucrania] es fruto de un mecanismo tortuoso, apoyado por las potencias occidentales, con el doble discurso que les caracteriza”, explicó Correa. Casi al mismo tiempo, su embajador en la ONU se negó a apoyar la resolución –propuesta por casi todas las naciones democráticas- de repudió a la invasión rusa a Crimea.

Comparemos esta relación amistosa de Ecuador con el gobierno ruso, con la forma en que Quito maneja sus relaciones con Washington:

El 5 de abril del 2011, el gobierno del presidente Rafael Correa declaró “persona no grata” a la embajadora Heather Hodges y la expulsó. La embajadora cometió el “error” de informar a Washington, en un documento reservado, que el presidente Correa acababa de designar como jefe de Policía a un oficial acusado de corrupción, y que era imposible que el primer mandatario no conociese esas denuncias, por lo que algunos funcionarios de la embajada especulaban que quizás lo designó “para manipularlo”. No fue un comentario público, ni una afirmación tajante, sino un informe reservado de apreciaciones de algunos colaboradores, para uso exclusivo de sus jefes. Lamentablemente el documento fue robado por Julian Assange, que lo hizo público. Fue suficiente para que Correa humille a la diplomática y al país que ella en ese momento representaba.

El 16 de agosto del 2012, Ecuador le concedió asilo a Julian Assange, sobre el que pesa la acusación de robar documentos oficiales norteamericanos. La Cancillería aseguró, para justificarse, que el gobierno del presidente Barack Obama “no respetaría las convenciones y tratados internacionales, y daría prioridad a leyes internas de jerarquía secundaria, contraviniendo normas expresas de aplicación universal”. Quito nunca mostró esas “declaraciones” y “comunicaciones” que supuestamente respaldaban sus acusaciones contra la Casa Blanca.

El 7 de mayo del 2013, el canciller Ricardo Patiño dijo que el actual embajador norteamericano Adam Namm es un “embajador grafitero”. Se llama así en Ecuador a las personas que pintan y manchan paredes, escondiéndose en el anonimato. Namm había concurrido a un acto de la Unión Nacional de Periodistas, donde lo invitaron. Allí escribió, en un mural, la frase  de Thomas Jefferson: “La única seguridad para todos es una prensa libre”.

Correa ha tratado mal a la prensa norteamericana. El 4 de marzo del 2013, escribió en su cuenta en Twitter, refiriéndose a Jackson Diehl, editor adjunto de la página editorial de The Washington Post: “Lean el editorial de Jackson Diehl en el Washington Post. ¡Los perritos del imperialismo ladran!”. El periodista había defendido en un artículo el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, al que Correa denigra.

Si Correa es un enemigo abierto de Estados Unidos, ¿por qué viene a este país, y por qué escoge sus más prestigiosas universidades como escenario?

En febrero de este año, el ministro coordinador de Política Económica de Ecuador, Patricio Rivera, anunció que “está prácticamente lista” una emisión de deuda externa por 1.000 millones de dólares que se colocará en Wall Street.

El gobierno ecuatoriano ha despilfarrado los ingentes recursos de la bonanza petrolera reciente. La burbuja consumista que ilusionó a la población está a punto de estallar. A comienzos de año, el régimen restringió la importación de centenares de artículos para evitar que el déficit de la balanza comercial desborde. No se observa el desabastecimiento de Venezuela, pero la población intuye que se avanza en esa dirección. El 23 de febrero, la población repudió a los candidatos oficiales en las elecciones para gobiernos locales. Fue un primer síntoma de las dificultades que podría afrontar el régimen.

El inconveniente es que ni Rusia ni China están en condiciones de atender las necesidades financieras de Ecuador. No han podido sostener a Venezuela, menos a Ecuador. Por eso Correa recurre a Wall Street, para lo cual necesita lavar la cara de su régimen y matizar su imagen de enemigo de la democracia.

Sus asesores le han aconsejado que escoja como escenario las universidades que ustedes presiden, donde prestigiosos intelectuales han criticado ciertas posturas de administraciones norteamericanas anteriores. Él tratará de conquistar el apoyo en esos sectores. Dirá que admira a Estados Unidos y que se ha limitado a criticar esos errores.

Como he intentado demostrar, eso no es cierto. Correa no cree en la democracia sino en el totalitarismo. No critica algunos aspectos pasados de la política exterior norteamericana sino que cuestiona la democracia.

Me atrevo por eso a solicitarles una medida urgente: así como han invitado a Rafael Correa, inviten a una institución de prestigio que defienda los derechos humanos para que exponga, en el mismo día y hora, la verdad de lo que acontece en Ecuador.  No les pido que inviten a un ecuatoriano. Propongo a Human Rights Watch, cuya seriedad está fuera de dudas, pero ustedes podrían seleccionar una organización distinta.

Atentamente,

Emilio Palacio, periodista ecuatoriano, perseguido durante siete años por el gobierno de Rafael Correa, asilado político en Estados Unidos.

QUITO 3 DE MAYO 2013. Evento de la UNP realizado por el dia internacional de la libertad de expresion. FOTOS API / JUAN CEVALLOS.

Mayo del 2013: El actual embajador de Estados Unidos en Ecuador Adam Namm concurre a un evento organizado por la Unión Nacional de Periodistas donde reproduce unas palabras de Thomas Jefferson. El gesto le valió que lo tilden de “grafitero”. Foto Ecuavisa.

Quito, octubre del 2008: Rafael Correa recibe con abrazos amistosos a la nueva embajadora de Estados Unidos. Menos de tres años después la humillaría ante el mundo. Foto Efe.

 

happy wheels

Related Posts

5 Responses to Un enemigo de Estados Unidos se instala en New York Por Emilio Palacio

  1. Wilmer Barzallo says:

    Estimado Sr. Palacio:
    Reciba Ud. un saludo cordial. Mi nombre es Wilmer Barzallo. Soy un individuo que valora su integridad y su coraje, aunque no creo concordar plenamente con su ideología. Bueno, quizás al momento eso no tenga mayor importancia.
    Su lucha es demasiado importante y ha contribuído a que el mundo tome conciencia de la carencia de libertades en el Ecuador.
    Sin duda Ud. tiene los elementos necesarios para sostener que el viaje de Correa busca obtener apoyo del sector de intelectuales de las mencionadas universidades. No creemos que ese sea su objetivo, ni pienso que lo podría lograr. Lo que es evidente es que El Sr. Correa seguirá despilfarrando los recursos del pueblo ecuatoriano haciendo propaganda de su “revolución ciudadana”. Eso es todo lo que busca, pues y claro como no puede decirlo abiertamente, tiene que salirnos con el cuento de las conferencias, que ahora parecen que ya no se darán con excepción quizás la de Harvard, pues según reporta hoy el diario el Universo, el motivo del viaje son “Acuerdos académicos”. ¿De qué tipo de acuerdos sean no tenemos ideas? Aquí como a todos nos es demasiado difícil conocer, pues lo que existe dentro del ser o dentro de la mente del Sr. Correa es pura contradicción. El Sr. Correa no es ni capitalista, ni socialista, peor mucho menos cristiano. El es un correísta extremo, y el número uno de todos. Hoy critica las políticas de EE.UU. y se declara un antiimperialista, pero mañana volverá con el cuento de que es un admirador del sistema y ama a los EE. UU. porque se educó en Chicago (de paso parece que lo único que aprendió allí, si es que no nació como es, ES EL INDIVIDUALISMO, el “super” yo en todo).
    ¿Qué podemos hacer Sr. Palacio?
    ¿Cómo unimos fuerzas para dar la respuesta que merece este Rafael Correa y todos los corruptos de Alianza Pais, estos “salomones” que no pueden concebir la idea de ser “privados” de la teta del poder?
    Acá en New Haven queremos manifestar nuestra condena al correísmo este jueves 10 de abril a las 5pm al exterior del consulado ecuatoriano. Si es que está por aquí por su condición de periodista, ya sabe a donde acudir.

    Atentamente,
    Wilmer Barzallo.

  2. HENRY says:

    lastimosamente en ecuador estamos en demokaka con este correa que es una mala persona que insulta y ofende a su propio pueblo que tiene a todos los incompetentes y de la partidocracia en su gobierno como alexis mera y ricado patiño que defiende a los pillos de su gobierno que gasta el dinero del pais en propaganda que habla mal del gobierno americano y se pasea con su familia en los EEUU, como le premiten tanto abuso y que entre a los EEUU como si nada.

  3. Martha says:

    Que bueno seria que como periodistas sean éticos y escribieran lo bueno y malo. Sinceramente respeto lo que dicen pero no lo comparto. . sería bueno que hablaran sobre el sistema educativo de salud y todo lo que en Ecuador a mejorado pero se que no lo van hacer porque simplemente no son partidarios del gobierno. . deberían ser objetivos. . Buenas noches

  4. HENRY TORRES says:

    NO SOY CORREÍSTA. PERO COMO MUCHOS ECUATORIANOS SÉ MUY BIEN QUE CLASE DE GOBERNANTE TIENE EL PAÍS, PERO ASI COMO CANSA TANTA PROPAGANDA DE ALIANZA PAIS. TAMBIEN CANSA LA GENTE QUE LO ODIA.
    ESO HACE QUE A DIARIO Y EN TODAS PARTES ESCUCHES VULGARIDADES Y TODO TIPO DE COMENTARIOS CONTRA EL PRESIDENTE.
    PERO ES NECESARIO HASTA VERLO EN INTERNET?
    NO PUDO HACER UNA CITA SOBRE ALGUNA NOTICIA QUE MOTIVE A LA GENTE A QUERER SEGUIR LEYENDO.
    ME GUSTA SU MODO DE EXPRESARSE POR MEDIO DE PALABRAS PERO CREO QUE DEBE DARSE UN DESCANSO Y DEJAR DE ESCRIBIR POLÍTICA DESPUES DE UN TIEMPO. YA QUE EL ESCRITOR NO SE HACE PARA UN BANDO O PARTIDO POLITICO; EL ESCRITOR SE HACE PARA EXPRESAR LO QUE PIENSA Y TRATAR DE COMPARTIRLO CON LO DEMAS.

    PORQUE YO NO CREO QUE USTED TODOS LOS DIAS SE DESPIERTE CON LA IDEA DE ESCRIBIR ALGO EN CONTRA DE CORREA.
    SALUDOS!

  5. Samir Quespaz says:

    La Patria cae, en manos de quien me pregunto,
    Acaso de Correa a manos de Nebot o Rodas, quienes partidarios de estos saquearon al País y a todos los ecuatorianos por décadas, que hacemos cuando la política llega siempre al mismo fin, no hubo ni habrá forma de cambiar los objetivos finales a que llega un político, el totalitarismo de controlar todos los poderes del Estado, siempre ambicionara cualquier partido político que llegue al poder, lo que se debería hacer es encontrar un equilibrio de los poderes del Estado para que exista democracia y convivencia armoniosa entre Estado sociedad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>