MENU
Posorja correa

by • June 9, 2016 • ArtículosComments (0)1166

Entregaron Posorja a dedo, con secretos y de manera ilegal Reportaje Emilio Palacio

“No importa que roben, con tal de que hagan obras”. Pocos imaginaron alguna vez que esta “filosofía de la miseria” acabaría con la democracia en Ecuador.

“Con tal de que hagan carreteras…”, “Con tal de que yo reciba el bono de la pobreza…”, “Con tal de que me den ese contrato…”

A cambio de ofertas así (que se pagaban con dinero del petróleo), no nos importó que los “revolucionarios” nos roben, atropellen las leyes y manejen el país como una hacienda.

Por estos días, la “filosofía de la miseria” asumió una nueva forma: “Con tal de que tengamos un puerto en Posorja, no importa que lo entreguen a dedo, que lo hagan en secreto y que violen las leyes…”.  

Investigar toda la historia nos tomó tiempo. Tuvimos que retrasar nuestro Boletín. Y el informe final resultó larguísimo. Pero valió la pena, como verás:

1. En secreto, para que nadie se entere

El gobierno lleva negociando entre cuatro y cinco años la entrega del Puerto de Posorja, pero hasta ahora ha mantenido en secreto todos los documentos fundamentales:  

- “Memorandum of Understanding”, entre el Ministerio de Transporte, DP World, Alinport y DP World del Ecuador, del 14 de enero del 2015. 

- “Oferta de iniciativa privada”, del 9 de marzo del 2015, que presentó DP World Investment BV de Holanda para la construcción del Puerto de Posorja. Está guardada bajo siete llaves. 

- “Oferta final”, del 29 de enero del 2016, de DP World Investment BV de Holanda. Nadie la conoce. 

- “Memorándum de entendimiento”, del 15 de febrero del 2016, entre Autoridad Portuaria de Guayaquil, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, Nobis y DP World Investment BV de Holanda. Nadie lo ha visto. 

- Incluso el Contrato que supuestamente se firmó este lunes sigue siendo un secreto, y corre el rumor de que estarían modificando su texto. El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, es uno de los pocos que lo conoce. El día de ayer informó por Twitter que “Aparentemente, no hay tal pretensión de monopolio en el contrato de Posorja. Lo sabré cuando termine de leerlo”. 

Lo más grave es que nadie conoce con qué empresa firmó el gobierno este lunes. Inicialmente se dijo que con DP World Posorja, pero hoy, en diario Expreso, el “Director Ejecutivo de DP World” dice que DP World no existe y que toda la negociación se hizo con la empresa Alinport. 

Todo este secretismo implica que el gobierno ha violado flagrantemente el artículo 297 de la Constitución, que ordena que “Las Instituciones y entidades que reciban o transfieran bienes o recursos públicos se someterán a las normas que las regulan y a los principios y procedimientos de transparencia, rendición de cuentas y control público”.

La entrega del puerto sería pues inconstitucional.

2. DP World de Posorja y Alimport no son empresas estatales

Para entregar el Puerto de Posorja sin licitación, Rafael Correa se acogió al artículo 100 del Código Orgánico de Producción, Comercio e Inversiones, según el cual la gestión de los puertos se podrá delegar sin concurso público cuando se negocie con empresas “de propiedad estatal”. 

El incómodo detalle es que DP World Posorja y Alinport no son empresas estatales sino privadas. 

El principal accionista de ambas es DP World Investment BV, radicada en Holanda. Las siglas BV (en holandés “Besloten Vennootschap”) deben traducirse como “compañía privada”. La Cámara de Comercio de Holanda explica que las BV son “compañías privadas con  responsabilidad limitada”, cuyo capital se divide en acciones. 

La misma DP World Investment BV lo reconoció el 9 de marzo del 2015, cuando presentó ante Autoridad Portuaria de Guayaquil su “Propuesta oficial de iniciativa privada para la construcción y operación del Puerto de Aguas Profundas de Posorja”.

¿Pero quiénes son, a su vez, los accionistas de DP World Investment BV de Holanda? El más importante es DP World Corporation, de Dubai, que tampoco es una empresa privada. En un comunicado que publicaron este domingo, en El Universo, aseguraron que “El estado de Dubai posee el 80% de nuestras acciones”. DP World Corporation, por tanto, tampoco es una empresa estatal sino mixta, compuesta por capitales privados y capitales estatales.

Inicialmente, los voceros de Nobis le dijeron a diario Expreso que ellos también eran accionistas de WP World Investment BV, pero más recientemente esa versión ha cambiado. El día de hoy, en ese mismo diario, el “Director Ejecutivo” de la “inexistente” DP World dice que ellos (¿DP World?, ¿Alinport?, ¿DP World Investment BV?) “tenemos un acuerdo para abrir el accionariado con Nobis y depende de ellos [de Nobis y de la empresa Fadesa] cuánto podrían tomar. Nobis tiene derecho de suscripción de hasta el 22 % y Vilaseca hasta el 5 %”. 

El gobierno, por tanto, no sólo negoció con una empresa privada internacional sino que aceptó que, más tarde o más temprano, se incorporen empresas privadas nacionales. 

Y eso significa, definitivamente, que Correa, al entregar el Puerto de Posorja sin concurso ni licitación, violó la ley; y por tanto el convenio, tarde o temprano, tendrá que ser declarado nulo por la Justicia.

3. Legislaron con dedicatoria

Mientras negociaban el contrato con DP World de Posorja, o con Alinport, o con quién sea, los asesores legales del régimen encontraron un inconveniente aparentemente insalvable: El 20 de junio del 2009, Correa había emitido el decreto 1793, según el cual el estado ecuatoriano no podía contratar con empresas que tengan (ellas mismas o sus accionistas) domicilio en “paraísos fiscales”. 

El problema radicaba en que, según el SRI, los Emiratos Árabes Unidos (del cual Dubai forma parte) son un paraíso fiscal; así que no había cómo negociar con DP World Investment BV ni con ninguna de sus filiales. 

“No hay problema, Baby”, se habrán respondido a sí mismos los asesores jurídicos. El 9 de septiembre del 2015, cuatro meses antes de que DP World Investment BV presentase su propuesta, Correa derogó el decreto 1793, y con eso eliminó el “pequeño” impedimento.

4. Ventajas tributarias del sombrero del mago

La ley para Asociaciones Público-Privadas, del 28 de septiembre de 2015, estableció que los incentivos tributarios allí previstos no se aplicarían a los contratos de gestión de servicios estratégicos. (Los puertos, ya lo subrayamos, son un servicio estratégico).

Sin embargo, cinco días después de que DP World Investment BV presentase sus nuevas exigencias, algún asambleísta comedido introdujo en el Proyecto de Ley para el Equilibrio de las Finanzas Públicas (con el que aumentaron los impuestos a las colas, bebidas alcohólicas y cigarrillos), una disposición transitoria que permitió que esos incentivos tributarios sí se concedan a las empresas que estuviesen negociando proyectos para gestionar servicios estratégicos. 

La reforma se publicó el 6 de marzo. Tres días después, DP World Investment BV le presentaba su oferta definitiva al gobierno.

5. Alinport, hasta la victoria siempre

Como ya dijimos, nadie sabe hasta ahora cuál es el papel que la “inexistente” DP Wolrd de Posorja tuvo en toda esta negociación. Lo que sí sabemos es que no es la dueña de los terrenos donde se levantará el puerto más grande que haya existido en Ecuador. No nos referimos a las áreas de playa, que por ley sólo pueden pertenecer al estado, sino a la superficie sobre tierra firme, de alrededor de 130.000 hectáreas, que se necesitará para construir oficinas, bodegas, patios, etc. 

Esos terrenos son de Alinport (Alianza Internacional Portuaria). 

Alinport nació el 17 de julio del 2006. Su cabeza visible era Ignacio Lachaga Bengoechea, presidente de Albacora, grupo pesquero vasco que se estableció en Posorja bajo el nombre de Salica. 

Hace diez años, Lachaga y Jaime Nebot se propusieron construir en los terrenos contiguos a Salica un Puerto de Aguas Profundas. 

Para eso, Nebot le planteó al presidente Alfredo Palacio y a su ministro de Economía, Rafael Correa, una ley de beneficios tributarios para nuevas inversiones productivas, que exoneró del pagos del impuesto a la renta a empresas que invirtiesen ciertos montos mínimos hasta por diez años. 

La única empresa que pidió acogerse a esos beneficios fue precisamente Alimport. 

El 27 de diciembre del 2006, Palacio y Nebot pusieron la primera piedra del nuevo puerto. 

Cuatro meses después, el periodista Emilio Palacio le informaba a sus lectores (“Secreto de aguas profundas”, El Universo, 5 de abril del 2007) que en el terreno donde supuestamente se estaba construyendo el puerto no había maquinarias ni trabajadores; que Alinport no tenía oficinas en Ecuador; que no había obtenido el permiso legal para construir un puerto; que no existía ningún estudio técnico ni de manejo ambiental; que todo se manejaba desde Salica; y que sus voceros, que sólo hablaban por teléfono, se negaban a dar información a la prensa.

En los años siguientes, el proyecto se estancó. Pareció incluso que se hundía, porque la Subsecretaría de Puertos derogó la autorización para el Puerto de Posorja, y Correa llegó a decir que el futuro Puerto de Aguas Profundas ni siquiera podría estar en el Golfo de Guayaquil.

Por esos mismos días, sin embargo, Nebot recibió un mensaje alentador (a través del Credit Swiss y de Nobis): el gigante portuario DP World Corporation, de Dubai, estaba interesado en su propuesta. Los árabes lo visitaron en dos ocasiones en el Municipio de Guayaquil para que se las explique de primera mano.

Eso sí, muy pragmáticos, le aclararon que no harían nada sin la venia del gobierno de turno.

María de los Ángeles Duarte, ministra de Obras Públicas, actuó como intermediaria. En septiembre del 2013, el sultán Ahmed Bin Sulayem, presidente de DP World Corporation, visitó a Correa en Quito. 

Entonces, fue como si alguien hubiese recitado el “Ábrete, sésamo”. El 3 de abril del 2014, Correa suprimió los directorios de las autoridades portuarias para que gerentes designados a dedo asumiesen  sus responsabilidades. Luego anunció que una empresa española (Ingeniería de Sistemas para la Defensa de España, representada por PH Representaciones) había concluido, mediante estudios “técnicos”, que el Puerto de Aguas Profundas sí debía estar en Posorja.

Alinport cambió de dueño. Pasó a manos de DP World Investment BV de Holanda (o sea DP World de Dubai y quizás de Nobis) y de cuatro empresas más, radicadas en Panamá, cuyos accionistas son desconocidos. 

¿Podría haber algún ecuatoriano escondido detrás de esas empresas panameñas? No lo sabemos.

¿Y si el contrato, además, es lesivo?

Diario Expreso y el periodista Casto Ocando, radicado en Miami, informaron semanas atrás que la “Oferta final”, de enero pasado, de DP World Investements BV incluyó exigencias leoninas, que convertirían el Puerto de Posorja en un monopolio voraz.

Podría ocurrir, entonces, que no sólo tengamos un puerto entregado a dedo sino que además sea un atentado contra los intereses del país.
El gobierno y sus socios no han negado que esas exigencias existan, pero han insisitido en que el contrato no perjudicará a nadie. El alcalde Jaime Nebot se les ha sumado para tranquilizarnos, asegurando que el Puerto de Posorja sólo manejará carga de transferencia y el puerto de Guayaquil se especializará en carga de ingreso.

No descartamos que así sea. Las denuncias de la prensa existen precisamente para eso, para que el escándalo público evite, así sea parcialmente, la corrupción. Pero hay indicios que inquietan: el día de hoy, diario Expreso reproduce el siguiente diálogo entre su periodista y el “Director Ejecutivo” de la “inexistente” DP World de Posorja:

- ¿Su negocio va a ser manejar sólo transferencia de carga?
- No necesariamente.
- Van a competir con Contecon [que maneja el Puerto de Guayaquil].
- Sí. En principio tienes el puerto hub (transbordo) y el puerto gateway (de entrada); ninguno de los dos es absoluto. Siempre hay las dos partes del negocio.

Así que no sabremos exactamente la verdad hasta que el gobierno y sus socios privados se dignen darnos a conocer el Contrato que supuestamente firmaron este lunes. 

Ojalá que sea pronto.

 

 

https://www.emiliopalacio.com/9-jun-2016.-entregaron-el-puerto-de-posorja-a-dedo..html

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>