MENU
trinitaria

by • April 2, 2015 • ArtículosComments (2)1822

Este hombre y su familia no esperarán al 2017 Por Emilio Palacio

Isla Trinitaria, 28 de marzo del 2015: Un hombre y su pequeña hija aguardan por algo de ayuda, horas después del desalojo brutal que ordenó la dictadura de Rafael Correa. ¿Qué ideas cruzan por su cabeza? ¿Cómo reaccionará cuando la quiebra de la economía muestre todas sus aristas? Foto: El Comercio.

Palacio copiaEL 27 DE MARZO, TRESCIENTOS POLICIAS DESALOJARON A CUARENTA FAMILIAS DE LA ISLA TRINITARIA, EL SECTOR MÁS POBRE DE GUAYAQUIL. Cientos de voces indignadas retumbaron por Twitter y Facebook. El Municipio socialcristiano envió carpas y ayuda humanitaria. La prensa, sorprendida, apenas pudo cubrir el evento con la mayor objetividad posible.

 

Muy pocos intentaron contestar esta pregunta: ¿Cómo así “el gobierno de los pobres”, en medio de su peor crisis social, emprende esta aventura de patear a hombres negros, mujeres negras y niños negros, algunos apenas vestidos, muchos sin zapatos? 

Para encontrar una respuesta, debemos retroceder necesariamente al 19 de marzo.

La multitudinaria marcha de ese día corroboró que un enorme abismo separa a la dictadura, de los pobres y la clase media. Decenas de miles de obreros, indios, maestros y profesionales se hicieron presentes para ratificar que ya no ven a este gobierno como su aliado, sino como su peor enemigo. En Riobamba le gritaron en la cara que se largue.

Las encuestas lo confirman: Cedatos informa que una inmensa mayoría de ecuatorianos reclama que se le consulte la posibilidad de la reelección indefinida del presidente (82% en la última encuesta), y votarían NO si se convocase la consulta. Si se impusiese la voluntad del régimen, sólo el 29,8% de los electores le daría su voto a Correa y un 59% apoyaría a otro candidato.

El dictador ha tomado nota. Ante las cámaras repite que a las marchas acuden sólo cuatro pelagatos; pero las fotos, los videos y las encuestas no admiten discusión.

Faltan dos años para las elecciones, sin embargo. El modelo económico estatista se quebró. Algunos empresarios se ilusionan con las migajas del régimen, pero la verdad es que se vienen nuevos y durísimos paquetazos.

Sólo queda entonces un camino: Prepararse para el inevitable estallido social que se aproxima. Correa se prepara con nuevos ensayos de represión social. Le enseña a sus policías a que no les tiemble la mano. En la Trinitaria patearon a unos negros, a unas negras y a unos negritos indefensos. Con eso se entrenan para mañana patear mejor a cualquiera que reclame.

¿Pero cómo se prepara la oposición?

Necesitamos la unidad, pero no cualquier unidad

Uno de los mayores obstáculos para prepararnos mejor para los escenarios que se aproximan es cierta incomprensión sobre el tipo de unidad que se requiere.  

Eso se pudo constatar el 19 M. Ese día, un sector sectario de la izquierda -minoritario por suerte- quiso impedir que seguidores de Guillermo Lasso, Lucio Gutiérrez o Jaime Nebot, se unan a la protesta. Afortunadamente, nadie les hizo caso.  Ciudadanos de a pie, de todas las ideologías, decidieron que las marchas no tenían gerente-propietario y se volcaron a las calles, en un solo abrazo.

El gran error de los sectarios fue que no entendieron que el 19 M no íbamos a elegir presidente. El pueblo no salió a las calles a tomar partido por un programa de gobierno, menos aun por una ideología, sino a defenderse de un enemigo común. La unidad que necesitamos con urgencia, ahora, no es la unidad electoral, sino la unidad de acción, para la lucha, en las calles.

Esta discusión es fundamental porque después del 19 M se ha abierto una nueva coyuntura en la que estará planteada inevitablemente la tarea de preparar un Paro Cívico por las Libertades, que agrupe a todas las corrientes de oposición, sin distingos de ninguna especie.

Y de nuevo, ese paro no será para elegir a nadie sino para imponer una plataforma mínima, que podría incluir la consulta popular sobre la reelección indefinida y la defensa del Yasuní, que se suspendan los paquetazos, que se anulen todos los juicios y persecuciones políticas, y que se reorganice el Consejo Nacional Electoral para garantizar unas elecciones libres.  

El Paro Cívico unitario de los años sesenta, que derrotó a la Junta Militar de entonces, fue convocado precisamente de ese modo: De manera conjunta, por las cámaras de la producción, los sindicatos, los medios de comunicación y cientos de agrupaciones que protestaban, como ahora, contra el alza de aranceles y el encarecimiento de la vida. Luego se convocó a elecciones libres, donde cada tendencia política presentó sus propios candidatos. Hubo unidad de acción, pero no hubo unidad electoral.

Ahora, quizás -no lo sabemos-, podría ocurrir lo mismo.

Nadie le pide a la izquierda sectaria que renuncie de antemano a sus propias candidaturas para presidente o asambleístas. La derecha y el centro, después de todo, tampoco están unidos: Jaime Nebot lidera un frente electoral del que han excluido, sin explicaciones, a Guillermo Lasso. Pero el 27 de febrero del 2014 la oposición también fue dividida a las urnas, y aun así le pudimos infligir a la dictadura una derrota política colosal.

Así que a lo mejor el 2017, es el pueblo, en las urnas, el que escoge de nuevo al líder de la oposición, y quizás el criterio que utilice no sean las ideologías sino, precisamente, este: ¿Quién es el  que AHORA, sin esperar al 2017, habla menos y pelea más, en las calles, sin sectarismos, con valentía y coraje, y sin cerrarle las puertas a nadie de antemano contra el enemigo común?

La Junta Militar de los años sesenta fue derrotada por un paro cívico convocado de manera conjunta por los sindicatos, las cámaras de la producción, la prensa y decenas de organizaciones civiles. En la foto: general Marcos Gándara Enríquez, contralmirante Ramón Castro Jijón, general Luis Cabrera Sevilla y general Guillermo Freile Posso.
happy wheels

Related Posts

2 Responses to Este hombre y su familia no esperarán al 2017 Por Emilio Palacio

  1. CARLOS FEDERICO AGUIRRE MOSQUERA says:

    Es bueno recordar nuestra Historia y seguirla en lo que conviene a los intereses de la nación,es como hacer jurisprudencia . Vamos a poner en su sitio a los hambreadores del pueblo,a los destructores de nuestras riquezas naturales,a los destructores de nuestras instituciones públicas,ahora sometidas y corrompidas y a los que han usado el poder y la justicia para perseguir a ciudadanos que opinaban de acuerdo con la Constitución vigente,ahora pisoteada. Vamos a sacudirnos de la tiranía!!! Vamos como un solo puño,ecuatorianos vamos todos.!!!

  2. Te agradezco por la alta calidad de la documentación que
    das, estaré espectante de más noticias que redactes. Muy Agradecido¡

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>