MENU
Maturo

by • November 4, 2014 • ArtículosComments (0)2128

Ecuatorianos aún aguardan explicaciones del cónsul en Connecticut Por Emilio Palacio

Palacio copiaEl 9 de abril del 2014, Rafael Correa recibió las llaves de East Haven de manos de su alcalde Joseph Maturo, acusado de racista por la comunidad ecuatoriana de ese estado. Los migrantes de Connecticut todavía aguardan una explicación de por qué ocurrió algo así.

LOS ECUATORIANOS DE CONNECTICUT AÚN SE PREGUNTAN POR QUÉ RAFAEL CORREA PERMITE QUE EL ALCALDE DE EAST HAVEN, ACUSADO DE RACISTA, se presente como un amigo muy cercano del gobierno en Quito.

 

El alcalde Joseph Maturo -dueño de un largo historial de enfrentamientos con las comunidades hispanas- le rindió un homenaje al presidente del Ecuador el 9 de abril, durante la pasada visita del primer mandatario a varias universidades de Estados Unidos. Maturo fue la única autoridad norteamericana que recibió a Correa en aquella ocasión, motivo por el cual la prensa gobiernista destacó el evento. 

Según el cónsul Erazo, él gestionó que el alcalde Maturo le entregue las llaves de la ciudad a Rafael Correa por conveniencia política para el país. La embajadora Cely lo desmintió, aunque también dijo que cuando ellos se enteraron en Washington, ya era tarde y no les quedó más que aceptar el homenaje al presidente “para no parecer malcriados”.

El disgusto entre los ecuatorianos obligó a la embajadora Nathalie Cely a concurrir el 1 de mayo siguiente a la vecina New Haven, en el mismo estado de Connecticut, a una reunión en la sede del consulado, donde escuchó las quejas.

 

Allí le contaron lo que seguramente ya sabía: que la comunidad de ecuatorianos en East Haven maneja restaurantes, panaderías y oficinas de envíos, entre otros negocios, pero que aun así la policía constantemente los acosa. Todos recuerdan cuando le ordenaron al dueño ecuatoriano de My Country Store que retire propaganda alusiva a países latinoamericanos. Otras comunidades de hispanos también critican a Maturo. En algún momento, cientos de latinoamericanos enviaron tacos mexicanos a la alcaldía de East Haven en señal de protesta. 

 

Afortunadamente, el año 2012 intervino el FBI y arrestó a cuatro policías de East Haven por racismo. Desde entonces el clima de acoso amainó, aunque Maturo siguió haciendo comentarios ofensivos. 

 

Alguien preguntó, en medio de la reunión con la embajadora Cely: “¿A quién se le ocurrió que el presidente Correa le dé apoyo político a un enemigo nuestro como Maturo?” 

 

Todos los rostros se volvieron donde el cónsul en Connecticut, Raúl Erazo Velarde.

New Haven, sede del consulado del Ecuador, 1 de mayo del 2014: El cónsul Raúl Erazo y la embajadora Nathalie Cely en la reunión convocada para escuchar las quejas contra el cónsul.  

“Siempre listo”, el lema 

de los boy scouts 

 

Erazo (guayaquileño, 51 años, 5 hijos) se precia de su amistad personal con Rafael Correa, al que conoció cuando era boy scout. El año 2000 emigró a Estados Unidos, donde se ganó la vida con gran esfuerzo. Cuando su antiguo amigo llegó a la presidencia, se hizo nombrar cónsul, primero en Miami y luego en Connecticut.

 

Casi desde el primer momento hubo quejas. Se lo acusó de ser un “sujeto arrogante” que no tenía “tino para tratar a sus connacionales”. 

 

Las quejas se agravaron el 2013, cuando el Comité Cívico Cultural Ecuatoriano de Connecticut organizó el desfile del 10 de Agosto. Su presidenta, Janeth Velin Samaniego, amiga personal del cónsul, preparó cientos de invitaciones a ciudadanos, autoridades y artistas del país, para que viajen a Connecticut a participar en el evento. Las cartas, con el respaldo del consulado, servirían para obtener visa en la embajada de Estados Unidos en Ecuador.

 

Extrañamente, la mayoría de los invitados (muchos como supuestos “danzantes”) eran de Morona Santiago, de donde es oriunda Janeth Velin.

 

Los funcionarios administrativos del consulado, sin embargo, se negaron a certificar las invitaciones con los sellos oficiales. Exigieron que el cónsul lo ordene por escrito. Este insistió, pero sólo verbalmente. No le hicieron caso. Algunos de esos funcionarios tuvieron que abandonar luego su cargo. 

 

Sin el apoyo oficial de la representación ecuatoriana, las cartas no lograron efecto. De Quito llegó el informe de que la embajada norteamericana se negaba a otorgar las visas. Erazo se puso en contacto entonces con la alcaldía de New Haven, pero no de manera oficial sino a través de su cuenta personal de correo electrónico, para pedir que el Cabildo le informe a la representación diplomática norteamericana en Ecuador de su apoyo al desfile. Del Cabildo le contestaron que ellos no podrían recomendar a nadie sin una lista oficial de invitados. 

 

Entonces estalló el escándalo: A través de Facebook, algunos ciudadanos denunciaron que se estaba cobrando 6.000 dólares por cada invitación. Un cómico de Sucúa, Juan Carlos Barahona (conocido como “Don Rufino, mitad runa, mitad fino”), confirmó que él no participaría en el desfile porque las cartas de invitación se vendían a personas que querían la visa para asuntos personales.

 

Erazo no tuvo más remedio que informar a la Cancillería en Quito de las denuncias, pero no acusó a nadie.

 

Todo esto también se lo denunció durante la reunión del 1 de mayo pasado en New Haven, en presencia de la embajadora Nathalie Cely. “¿Quién organizó ese negociado?, ¿quién se benefició con el desfile del Diez de Agosto?, ¿por qué ha pasado ya un año y todavía no se descubre nada?”, preguntaron varios asistentes. 

 

Todas las miradas se dirigieron, de nuevo, donde Erazo.

 

El alcalde racista ahora 

combate a las petroleras  

 

Erazo argumentó entonces que gestionó que Maturo le entregue las llaves de la ciudad a Correa porque lo consideró muy conveniente para el país. La embajadora Cely lo desmintió, aunque también dijo que cuando ellos se enteraron en Washington, ya era tarde y no les quedó más que aceptar el homenaje al presidente “para no parecer malcriados”. 

 

El cónsul luego quiso hacer recaer la responsabilidad por las cartas-invitación para el desfile del 10 de Agosto sobre Janeth Velin. Pero ella, acomodada en las primeras filas de asientos, le contestó que todo se hizo con su conocimiento. Erazo no pudo o no quiso desmentirla. Tampoco explicó por qué usó su cuenta de correo electrónico personal, y no un canal diplomático oficial, para insistir ante la alcaldía de New Haven que apoyen la obtención de las visas.  

 

Así quedó todo. Ningún responsable, ningún culpable. 

 

Este año, el desfile del 10 de Agosto se volvió a realizar con decenas de invitados, aunque nadie conoce la lista oficial de asistentes

 

Joseph Maturo, a su vez, sigue siendo un cercano amigo político de Rafael Correa. Días atrás el periódico gobiernista El Ciudadano destacó su apoyo a la campaña “la mano sucia de Chevron”. (Ver video). El alcalde no ha dicho si cobró honorarios, como Mia Farrow, por esa gestión. 

 

El alcalde Joseph Maturo apoya al gobierno de Rafael Correa y su campaña contra la Chevron. El funcionario no ha dicho si cobró honorarios, como Mía Farrow, por esa declaración.

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>