MENU
Fundamedios Gol

by • September 27, 2015 • ArtículosComments (0)1022

Fundamedios le mete un gol al miedo Por Emilio Palacio

Fundamedios le mete un gol al miedo Por Emilio Palacio

César Ricaurte y Mauricio Alarcón, protagonistas de la victoria de Fundamedios contra la dictadura. Foto: Fundamedios. 

Palacio copiaFundamedios es una institución muy pequeña -con escasos recursos y media docena de colaboradores apenas- que defiende a los periodistas. Se supone que la libertad de expresión NO LE INTERESA a los ecuatorianos (al menos eso dicen algunos), pero esta semana ocurrió algo sorprendente: Fundamedios le dobló el brazo al gobierno de Alianza PAÍS, que tuvo que dar marcha atrás con sus amenazas de disolver la organización. 

La victoria de Fundamedios no es definitiva. Los atropellos contra las libertades van a continuar en los próximos días. Pero para la dictadura no fue una derrota insignificante. Uno de los puntales de su política actual es reinstalar el miedo, antes de que la crisis económica reavive las gigantescas manifestaciones al grito de “Fuera Correa, fuera”. 

Para eso resucitaron los Comités de la Revolución, que recorren los barrios con el pretexto de evitar un supuesto “golpe blando”, pero que lo que pretenden es hacer sentir la presencia de la dictadura hasta en el último rincón. 

Asimismo, se ha reportado la presencia de agentes provocadores, a veces enmascarados, que intimidan a los ciudadanos, y que acosan a los líderes de la oposición o los agreden físicamente.  

¿Cómo así Fundamedios alcanzó a doblegar esta estrategia del miedo? 

Fundamedios no se cruzó de brazos

Fundamedios no adoptó la política de guardar silencio para no “incomodar” al dictador. No intentó “negociar” su existencia y, por el contrario, tocó todas las puertas de todos los colores y todas las ideologías, para pedir apoyo sin excluir a nadie. Así despertó una inmensa solidaridad nacionalidad e internacional. 

En algún momento, alguien le habrá dicho a Rafael Correa que, con semejante escándalo, corría el riesgo de arruinar su intervención en la Asamblea de las Naciones Unidas en Nueva York, prevista para mañana lunes 28 de septiembre. 

Coincidió, asimismo, que el martes se reunió la Comisión de Comercio Internacional del Parlamento Europeo (INTA, por su siglas en inglés), encargada de emitir un informe favorable (o no) a la adhesión del Ecuador al acuerdo comercial con la Unión Europea. Es muy probable que la INTA le haya hecho notar a Ecuador que no podría dejar de mencionar cualquier retroceso en materia de derechos humanos, y el gobierno habrá tomado nota de esa advertencia.

Cuando el pueblo abre los ojos…

El 28 de abril del 2007, la dirigente indígena Lourdes Tibán encabezó una turba de manifestantes que ingresaron al Tribunal Constitucional y amenazaron con echar por la ventana y quemar vivos a varios de sus integrantes, que se resistían a legalizar los atropellos del régimen. La turba quiso disfrazar el atentado como su derecho a “construir una nueva democracia”. 

Ocho años más tarde, el 23 de septiembre pasado, la misma Lourdes Tibán – ahora convertida en una de las figuras más destacadas y valientes de la oposición- fue atacada al pie de su oficina, en Quito, por tres mujeres enviadas por el gobierno, que la arrastraron por el piso mientras intentaban disfrazar su atentado como un “lío de faldas”. 

En algún momento entre ambos incidentes, el pueblo ecuatoriano abrió los ojos y entendió que había estado hipnotizado por un mitómano que le vendió en cuento de un “milagro” económico que (él mismo reconoce ahora) nunca existió. 

El “pequeño” problema para Correa es que cuando un pueblo abre los ojos, difícilmente los vuelve a cerrar. Por eso los regímenes totalitarios deben consolidarse antes de que eso ocurra. Fidel Castro lo consiguió, y por eso lleva medio siglo en el poder. El chavismo casi lo logra en Venezuela, y de allí que resulte tan difícil derribarlo. La diferencia con Ecuador es que a Correa lo madrugaron: Lourdes Tibán y millones de ecuatorianos se dieron cuenta del engaño mucho antes de que los mecanismos del miedo estuviesen completamente montados

Conseguir ahora que funcionen, no será imposible, pero sí muy difícil

El ejemplo de Fundamedios lo demuestra, y de eso debemos enorgullecernos y alegrarnos.

 

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>