MENU
Patiño Lasso

by • July 22, 2015 • ArtículosComments (0)1604

¿Para qué necesitan un nuevo “Fabricio” en la Cancillería? Por Emilio Palacio

Palacio copiaRafael Correa está furioso. Ha dado la orden de que se descubra, a cualquier precio, cuál es la fuente secreta que le filtra información a este periodista.

El estallido de enojó se produjo el 8 de julio. Ese día, a través de Twitter, informé que el presidente sacaría a Ricardo Patiño de la Cancillería para reemplazarlo por Xavier Lasso, hermano del dirigente de la oposición Guillermo Lasso. A los pocos días, el mismo Correa no tuvo más opción que confirmar la primicia.

¿Por qué era tan importante para el dictador este enroque en su tablero de ajedrez, al punto que no pudo posponerlo, sabiendo que con eso corroboraba la veracidad de mis fuentes? 

Una primera clave es el ascenso en la popularidad de Guillermo Lasso. Una encuesta de Cedatos del 6 de julio (luego de las grandes movilizaciones recientes) lo mostró como el rival del gobierno con mayores opciones electorales. En casi todos los escenarios habría una segunda vuelta entre Lasso y Correa, sin tomar en cuenta que aún queda un año y medio de desgaste del régimen. 

Para Lasso, el concepto de familia es fundamental, no sólo en su vida personal sino en su mensaje político. Su denuncia de que Correa intentó socavar los cimientos de la familia con el garrotazo a la herencia, le dio muy buenos resultados. 

Pero Correa cree que podría convertir a la familia en el talón de Aquiles de su rival. No olvida el daño que le causó su hermano Fabricio, cuando denunció un “círculo rosa” de corrupción en el régimen. La intención es utilizar un dardo parecido –aunque sin sus ribetes más vulgares- contra Guillermo Lasso, sembrando dudas sobre su postura opositora. 

Pero también está la nueva jornada de protestas convocadas por los sindicatos y el movimiento indígena, que comenzarán el 2 de agosto con una marcha y continuarán con un paro nacional indefinido el 13 del mismo mes. 

Correa sabe que ha perdido capacidad para organizar “contramarchas”. Los dos últimos intentos, el 12 de junio y el 2 de julio, en Quito, fueron un fiasco. 

Los jefes militares y policiales le han informado que no están dispuestos a reprimir con la dureza que él exige. Correa descabezó a la policía, pero no ha podido nombrar a un nuevo comandante puesto que no consigue al incondicional que necesita. 

Por eso optó por recurrir a bandas de matones, no muy numerosos pero bien entrenados para la violencia, siguiendo el modelo de los “colectivos” venezolanos. Sus integrantes provendrían de los Ñeta, los Latin King, algunos ex Alfaro Vive y un grupo de asesores extranjeros que los han venido preparando. Calculan que necesitan 200 matones por cada 5.000 descontentos que protesten pacíficamente. 

Cuando alguien quiso recordar el historial del padre de Correa en su contra, el país reaccionó indignado. Ahora ocurrirá algo similar. Asimismo, los asesores extranjeros pronto descubrirán que los Ñetas y Latin King no tienen disciplina, son irresponsables y no aceptan órdenes de cualquiera que no pertenezca a su “hermandad”. 

Pero no hay que minimizar el peligro. El ÚNICO modo seguro de vencer al correísmo sería con la UNIDAD de las fuerzas opositoras EN LAS CALLES. Ese sigue siendo el verdadero talón de Aquiles, que impide la derrota definitiva de la dictadura.

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>