MENU
deudas gads

by • February 19, 2016 • ArtículosComments (0)766

¿Quién parará el delito del gobierno contra ciudades y provincias? Emilio Palacio

 ¿Le prestaría usted 50 millones de dólares a un delincuente? Lamentablemente, eso fue lo que hizo el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, que le creyó a Rafael Correa el cuento de que necesitaba ese dinero para pagar sueldos a maestros y empleados públicos, cuando en realidad lo usó para costearse la farra con Miguel Bosé, los buses y sándwiches de la contramanifestación del 10 de febrero y unas cuantas sabatinas.

 El problema es que ahora faltan diez días para que venza esa deuda y no hay garantías de que Correa pague, porque ni siquiera le ha entregado al Municipio de Guayaquil las rentas de diciembre, enero y febrero, equivalentes a 71 millones de dólares (algo menos de la mitad del presupuesto trimestral del Municipio para proyectos sociales y servicio a la comunidad).

Guayaquil no es la única perjudicada.Nebot calcula que el gobierno le debe a los gobiernos seccionales del país, 813 millones de dólares

- A Quito le deben 57 millones, según declaración reciente de Mauricio Rodas.

-A la provincia del Azuay le deben 129,8 millones (más 70,9 millones por acciones de la empresa eléctrica), según Paul Carrasco.

- A la provincia del Guayas le adeudan 30 millones, reconoció el gobiernista Jimmy Jairala.

- Gustavo Baroja, prefecto del Pichincha, otro gobiernista, no da cifras, pero reconoce que también le deben sus rentas.

Para los municipios pequeños, la situación es de “hecatombe”, explica el mismo Nebot, ya que no pueden pagar salarios y deben suspender obras.

Eso no es todo, ni lo peor. Un mes atrás (12 de enero), Correa reconoció en una entrevista por televisión que había usado el dinero de los gobiernos seccionales depositados en el Banco Central “para pagar lo que debíamos en diciembre”.

Como esos dineros pertenecen al “sector público”, dijo, podía usarlos como mejor creyese.

Nebot ya había advertido esa posibilidad. En noviembre del año pasado dijo: “Ojalá no se le ocurra [al gobierno] disponer de ese dinero [que el municipio tiene depositado en el Banco Central] o no honra una transferencia. Ese dinero no es del gobierno. Ese dinero no puede ser tocado. Si eso llega a ocurrir, y ojalá no ocurra, sería muy grave la reacción, porque eso sería un delito”.

Pues bien, el delito ya se cometió, y su autor, Rafael Correa, lo confesó ante las cámaras de televisión.

La pregunta es: ¿Y ahora qué hacemos?

Paul Carrasco, prefecto del Azuay, ha convocado a una asamblea el jueves 3 de marzo, a la que ha invitado a ex prefectos, ex alcaldes y asambleístas para defender “los recursos y dignidad del Azuay”.

Rodas, por supuesto, no hará nada. 

Nebot, en cambio, sí anunció que “haremos lo que tengamos que hacer, cuando creamos que tengamos que hacerlo”, pero no ha puesto todavía fecha, hora, ni lugar.

deudas gads

https://www.emiliopalacio.com/19-feb-2016.–qui-n-detendr–el-delito-del-gobierno-contra-ciudades-y-provincias-.html

 

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>