MENU
roban donaciones

by • April 23, 2016 • ArtículosComments (2)1847

“Se estan robando las donaciones” Un voluntario en Manabí lo cuenta a Emilio Palacio

Mediodía del viernes: Recibo una llamada de Guayaquil. Es un amigo que acaba de volver de Manabí. Llevó ayuda para los damnificados del terremoto y quiere contar su experiencia. 

Usó palabras muy fuertes, pero creí que yo no tenía derecho a suprimirlas. Esto fue lo que me dijo:

He regresado de Manabí con el alma en cabestrillo. Lo que vimos es  terrible, no tengo palabras para describirlo. 

Fuimos a Nuevo Briceño, un pueblito cerca de San Vicente. Mi familia tiene por allí una finca y con varios amigos juntamos donaciones que llevamos en camiones. 
 
Comencé a palpar la angustia de los manabitas el miércoles al mediodía, cuando nos detuvimos a la entrada de Portoviejo para poner gasolina. La gente se acercaba en grupos de cuatro o cinco, como esperando que les repartamos el cargamento. Algo conozco de la naturaleza humana y me di cuenta de que nos veían con ojos de hambre y sed. Un soldado nos sugirió que no nos quedemos mucho porque temía que algo pudiese suceder.

A partir de allí, lo único que vimos fue desolación. Allá el dinero no vale nada porque no hay dónde comprar nada. Casi todo está cerrado. Lo único que encuentras vendiendo son los productos de la tierra, como choclos asados y cosas así. Si vas a Manabí tienes que llevar desde papel higiénico hasta tu propia agua y tu propia comida.

También vimos gente increíble ayudando. Nos contaron del trabajo de Roberto Manrique, el actor, que está metido allá como si fuese manabita. Mucha gente le entrega a él las donaciones porque ya no confían en el gobierno. 

Cuando llegamos a Nuevo Briceño, encontramos un panorama desolador: El techo de la iglesia en el suelo, sobre los restos de las paredes destruidas; las casas que se vinieron abajo casi todas, sobre todo las de cemento, aunque afortunadamente algunas no estaban habitadas, porque esas casas las construyó el Miduvi y como tenían vigas muy finitas la gente no las quiso recibir. 

Repartimos agua, latas de comida, plátanos, guineos. La gente decía que no tenían qué comer, pero vimos que tampoco tienen con qué cocinar ni en qué comer porque todo quedó enterrado bajo los escombros.

También llevamos pañales, repelente, colchones. Los colchones tuvieron un éxito increíble porque tampoco tienen dónde dormir. Algunos se acuestan a la intemperie, otros se refugian por la noche donde amigos y vecinos, en las casas que no se cayeron y que son sobre todo las de caña, pero deben dormir en el piso. Habíamos llevado bastantes colchones de espuma finitos; alguien nos dijo, antes de salir, que podrían sentirse ofendidos con algo tan pobre, pero esos colchones se hicieron humo, porque son ligeros y sirven para los niños pequeñitos. “Deme la espumita, para los niños –me decía una señora, haciendo con los dedos el gesto de tocar algo suave-; no gaste conmigo, dele el colchón grueso a otro que lo necesite”.

 

Esa gente es muy consciente, piden solo lo que necesitan. Decían: “A mí no me dé pañales, no los necesito, a mí deme agua”. 

Un señor con el que conversé me dijo: “Antes de esto ya estábamos mal con la crisis, no teníamos trabajo, pero nuestras mujeres sí trabajaban, como empleadas o en los restaurantes, pero ahora ni ellas tienen trabajo. ¿Cómo vamos a comer?’. 

Después fuimos a Canoa. El pueblo está casi pulverizado. Sentí un olor terrible a muerte, por la descomposición de los cadáveres. Es un olor espantoso, que se me quedó impregnado; tuve que llenarme después las fosas nasales con mentol para sacármelo. 

En Canoa nos detuvo un funcionario del MIES para preguntarnos qué llevábamos en los camiones. Yo le dije que llevábamos fruta, pero él insistió y quiso revisarnos, hasta que finalmente, por nuestra insistencia, nos dejó pasar. 

Mientras discutíamos, se nos acercaron unos soldados que nos contaron que a eso de las diez de la noche sacan las cosas que la gente va llevando y las ponen en fundas del MIES o de Alianza País, y se las llevan para repartirlas después como si fueran de ellos. 

Encontré también al vicealcalde de San Vicente, [Antonio] “Toño” Hernández, de Alianza País. Habló muy mal de las autoridades, que no están diciendo toda la verdad sobre el número de víctimas; que sólo en Canoa han muerto más de ciento cincuenta personas y que todavía hay muchos atrapados bajo los escombros. 

Nos sorprendimos de ver en Canoa la cantidad de funcionarios de altísimo nivel del gobierno, el ministro del Interior y otros ministros, todos en helicópteros Puma, rodeados por decenas de guardaespaldas armados, que cuidan que nadie se les acerque y les reclame. Yo no me acerqué porque estaba furioso con tanto turista de terremoto y quise evitar un incidente, pero alguien se acercó a la ministra y le dijo: “Señora váyanse a Quito y no joda, por amor de Dios; y no carguen tanto guardaespaldas, que los pagamos nosotros”.

Después seguimos a Bahía, donde llegamos a eso de las 8 de la noche. Está hecha pedazos. Mi ciudad, donde nací y crecí, es una tragedia indescriptible. Un conocido mío, que ha perdido su negocio, lloró delante de nosotros como un niño. Su padre estaba allí, en silencio, mirando a una pared. No dijo una sola palabra. “¿Y ahora qué vamos hacer, de qué vamos a vivir?”, es lo que se preguntaban todos. Es algo que todavía no se discute: ¿Cómo va a reactivarse el sector camaronero de Pedernales o el sector turístico en Canoa, con todos los hoteles por el suelo? ¿Qué va hacer esa gente, de qué van a comer?

A eso de las diez y media de la noche llegó un tanquero, el tanquero de agua potable más grande que yo haya visto. Esos tanqueros no hay en Ecuador. Lo mandaba la alcaldía de Cali, Colombia, y decía: “Agua potable para los hermanos ecuatorianos”. Pero en lugar de repartirle agua a la población, vi cómo lo llevaban a que le llene la cisterna al hotel “El Marinero”, de un señor “Rockola” Zambrano, presidente de Alianza País en San Vicente. 

Después vi el video ese que está circulando por las redes, de Correa gritándole a la gente de Bahía que le pide agua, y ese pobre maricón que le grita a los viejos, a los niños, a las mujeres, que a él no le van a ir con llanto o se van a la cárcel. El hijo de puta no comprende la indignación de la gente. Entre el martes y el miércoles yo vi cómo esa indignación iba en aumento. Me llamaron a contar que después, en Portoviejo, a Correa varios manabitas lo desafiaron a pelear y se les hizo el loco. 

Correa no se da cuenta que la putrefacción de su gobierno es tan grande que ha llenado Manabí de ladrones, que se están llevando las donaciones a sus casas para sus familiares o para venderlas. La solidaridad de los ecuatorianos es enorme, se movilizó el Ecuador entero, es un espectáculo de gente entregando cosas, pero el gobierno no está reaccionando adecuadamente. 

Por eso creo que estamos sentados en una olla de presión. No se si en algún momento a los militares se les ocurra disparar. Han desplegado doce mil hombres y por ahora hay bastante control, pero el soldado ecuatoriano es un hombre del pueblo y en Manabí se está impregnando de ese sentimiento de amargura. Hoy me llamó un alto oficial de Quito. Me dijo que Manabí va a ser militarizada y que las fuerzas armadas van a hacerse cargo de todo, la distribución y toda esa vaina. No sé si sea verdad, pero algo va a ocurrir.

Por mi parte, voy a preparar otro esfuerzo. En unos ocho días volveré. La gente sigue trayendo donaciones. Alguien me trajo hasta un vestido de novia para donar. Quizás, por el deseo de ayudar, no se dan cuenta de que entregan cosas que no tienen sentido. Pero no importa, hay que seguir con el esfuerzo. Se los debo a los manabitas, son mi gente, yo nací y crecí allí.

 roban donaciones

 

 

https://www.emiliopalacio.com/23-abr-2016.-un-voluntario-lo-cuenta—se-est-n-robando-las-donaciones-.html

happy wheels

Related Posts

2 Responses to “Se estan robando las donaciones” Un voluntario en Manabí lo cuenta a Emilio Palacio

  1. Nazira Ariss says:

    Que triste todo esto. Nos sentimos tan conmovido todos los ecuatorianos y a la vez la indignacion crece cuando nos sabemos que nuestro país esta en manos de un demente.y un ser indolente de alma negra y perversa. Que ni sabemos como librarnos. Me preguntó donde están los militares. Que dejan en manos de este loco a un país que pide a gritos Que se vaya. Pero no del país si no a la cárcel donde se merece por todo el daño que ha hecho a nuestro país y no sólo el sino todos los de su entorno. Que llegaron al poder hambrientos de dinero., para llenar sus bolsillos a cuenta de las lágrimas y del trabajo de personas honradas quebse han esforzado la vida entera. Será que alguien nos ayuda a salvar nuestro país de este mal nacido?

  2. Roberto says:

    y asi y todo estos malditos manabas Malgradecidos apoyaron a los Robolucionarios Corruptos,Narcos y Criminales ,pero que mas se podia
    esperar de esta lacra ,basura de manabas si son todos asesinos,sicarios
    putas ,ladrones, narcos, microtraficantes estos manabas desde hace muchas
    decadas HUYEN como las ratas que son sin dignidad ,ni moral a otras partes de Ecuador , a otras provincias y forman invasiones ilegales de terrenos ,o ghettos y luego exigen agua ,luz ,alcantarillado ,que no EXIGEN A sus Corruptas autoridades manabas como el Asesino,NarcoTerrorista ,ladron,traficante e invasor de tierras Mariano Zambrano hijo de puta que NO HA HECHO NADA DE OBRAS en manabistan, lo mismo estos jaime estradas, jorge zambrano y demas lacras ,en manabi puros puebluechos de mierda parecen invasiones,sin servicios basicos ,sin calles asfaltadas ,asi son esas mierdas de manta,portoviejo, pedernales,bahia de caraquez ,montecristi ,jaramijo ,canoa, chone,puro atraso ,puros criminales,delincuentes ,sicarios,ladrones,estafadores,putas,maricones y politiqueros corruptos son estos manabas y despues se llenan la trompa diciendo que ”se sienten orgullosos de ser manabas” ¿orgullo de que pueden tener estos hijos de puta manabas? de llevar el atraso,el crimen,la maldad, la envidia , el odio en la sangre, rafael correa DELGADO <–no tienen dignidad estos manabas,por eso buscan su pseudo orgullo en banalidades como que la porqueria de comida manabas es la mas rica jajaja ,como si en todo Ecuador ,no hubiera mas gente que sabe cocinar , o les meten el dedo con el delfin ,si es campeon de un campeonato de quinta como es el ecuatoriano, o si los vagos manabas ganan una prueba en ese bodrio llamado combate ,manabas pueblo cobarde,taimado,falso,vil ,MALAGRADECIDOS con los Ecuatorianos que los Ayudaron, eso si solo saben vomitar odio contra los otros Ecuatorianos, ademas de HUIR como ratas de su pozo de mierda llamado manabi,ya HUYEN como ratas que son estos manabas a otras provincias a formar INVASIONES o Ghettos de manabas criminales ,ladrones,putas,sicarios,en vez de reconstruir Y TRABAJAR solo saben ir a PARASITAR A OTRAS PROVINCIAS ,abusar de los sistemas de salud que PAGAMOS otros Ecuatorianos ,las cholas manabas grasientas solo saben fornicar con los vagos manabas borrachos drogadictos y llenarse de 3,5 0 8 hijos que sus chulos manabas no reconocen,Y COBRAN EL BONO DE LA MISERIA y dar lastima manabas y manabistan LA VERGUENZA DE ECUADOR, ah y paso Alianza Pais tiene un ejercitos de sicarios,asesinos manabas para que formen los Comites de Defensa de la ROBolucion y Asesinen al Solidario Pueblo Ecuatoriano, asi que NUNCA confies en un MALDITO manaba, son Asesinos cobardes atacan en manadas y son muy TRAICIONEROS Y MALAGRADECIDOS.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>